WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras dos meses y 10 días de campaña

Solo el 0,8% de la población argentina recibió las dos dosis de la vacuna

Hace dos semanas, de los 1,8 millones de dosis que habían llegado al país, se habían aplicado menos de la mitad, el 46%. Hoy, según los datos del Monitor Público de Vacunación actualizados a primera hora de esta mañana, Argentina dispone de 4.050.540 dosis, de las cuales se aplicaron hasta ahora el 44%: 1.774.438.

De ese total de primeras y segunda dosis que arribaron a Ezeiza, se distribuyeron a las provincias y la Ciudad de Buenos Aires 2.975.410, el 73%. Sin embargo, hay 1.244.217 dosis que ya fueron enviadas por el Ministerio de Salud de la Nación a las 24 jurisdicciones, pero que todavía no fueron utilizadas. Esta cantidad equivale al 40% de las distribuidas.

Para la segunda aplicación hay que esperar un determinado tiempo. En el caso de la rusa Sputnik V y la china Sinopharm ese plazo es de 21 días. En cuanto a la Covishield del laboratorio AstraZeneca/Oxford, el período entre dosis se amplía de 4 a 12 semanas. Cuando se trata del mismo componente - como sucede con la vacuna de origen chino y la británica -, cada jurisdicción puede decidir si guarda o no una tanda de las recibidas para la segunda aplicación. Es el caso de la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó la semana pasada que guardarían una reserva, ya que “no tenían garantías” de cuándo llegaría el próximo embarque de la Covishield.

Según los últimos datos del Monitor Público de Vacunación, solo el 0,8% de la población (349.454 personas) tiene el proceso de inoculación completo. En tanto, el 3% (1.424.984 residentes en el país) recibió hasta ahora la primera aplicación.

Aún hay 1.075.130 dosis pendientes de envío a las provincias y CABA. “El número es menor, faltan impactar Sputnik dosis uno y dos, que se mandaron entre el domingo y se están mandando hoy (por ayer)”, argumentaron ayer en el Gobierno.

Cuántas vacunas llegaron al país

Hasta ahora, llegaron al país un total de 4.050.540 dosis, una cifra muy inferior a las prometidas por el Gobierno, en función con los compromisos asumidos. En su afán por dar vuelta la página de una cuarentena de casi 9 meses y alejar la posibilidad de un rebrote con la llegada del frío, el Ejecutivo anunció en un exceso de optimismo que llegarían al país 51.431.000 dosis. De ese número, 20 millones serían de la vacuna rusa; 22.431.000 de la de AstraZeneca; y 9 millones de la producida en China.

Pero las que llegaron efectivamente hasta ahora representan el 8% de las anunciadas. De los 4 millones que fueron aplicadas o están disponibles hoy, 2.470.540 son las Sputnik V que llegaron en distintos envíos desde Moscú, entre diciembre del año pasado y este mes. De este total, 1.660.540 corresponden al primer componente y 810.000 al segundo, que es distinto.

Otras 580.000 son las de AstraZeneca, arribadas a mediados de febrero pasado desde India, donde se está fabricando la fórmula británica. A estas se suman el millón de dosis de la vacuna Sinopharm desarrollada en China, cuya aplicación no está recomendada para los mayores de 60. Por este motivo, el Gobierno porteño, por ejemplo, las usará para completar el personal de salud menor de esa edad, y comenzar a vacunar a partir de hoy a los docentes.

El ritmo de aplicación

El ritmo de vacunación para las primeras dosis aumentó en los últimos 7 días. A nivel país, el 1 de marzo, teníamos un promedio semanal de 48.822 primeras dosis aplicadas por día. Una semana después, ese valor aumentó a 42%, a 68.334 por semana.

No ocurre lo mismo con el ritmo de aplicación de las segundas dosis, que está estancado, ya que en la mayoría de los casos, aún corre el tiempo de espera de entre 3 y 4 semanas para su aplicación.

“Si bien el promedio diario de la última semana subió bastante, a este ritmo, si se quiere vacunar a los 7,4 millones mayores de 60 años, se tardaría cuatro meses y medio en darle a ese sector de riesgo la primera dosis”, sostuvo el médico infectólogo Eduardo López.

La provincia de Buenos Aires recibió hasta ahora un total de 1.100.105 dosis, de las cuales aplicaron 544.065 con primera dosis y 135.742 la segunda, según datos del Monitor de Vacunación. El porcentaje de aplicación con relación a las dosis recibidas es del 62%, lo que significa que el 38% aún está esperan ser utilizadas.

En el territorio bonaerense, el promedio de aplicaciones de primera dosis era de 17.811 diarias al primero de marzo. Siete días después ese número había aumentado a 30.673, lo cual implica un aumento del 76%.

Quienes las recibieron hasta ahora

Según el Monitor de Vacunación que comenzó a publicar online el Ministerio de Salud de la Nación después del escándalo del “vacunatorio VIP”, del total de dosis aplicadas, el 59% (1.040.142) tuvieron como destinatario al personal de salud.

De acuerdo a los datos que se actualizan a las 6 am y a las 18 horas, el 26% (459.272) fue aplicada a personas de más de 60 años.

Otro 12% lo recibió personal estratégico. Este grupo –que hasta el escándalo de los vacunados VIP no estaba claramente definido– está integrado por miembros de las fuerzas de seguridad y armadas, docentes y personal no docente de todos los niveles educativos, responsables del funcionamiento del Estado y personal del Servicio Penitenciario

Un 3% fue aplicado a 48.842 personas de 18 a 59 años con factores de riesgo, y hay 345 dosis que se aplicaron, pero se desconoce a qué grupo corresponden, ya que en el Monitor de Vacunación se agruparon bajo el ítem “otros”.

Argentina frente al mundo

Más de un millón de dosis aplicadas puede parecer mucho, pero no lo es si se considera el tamaño poblacional del país y si, al mismo tiempo, se compara con lo que sucede en otros países.

Chile, con una población de 18,7 millones de personas, lidera las posiciones en la región con casi 5 millones de dosis aplicadas.

Mientras en Argentina solo el 3% de la población recibió la primera dosis, el país trasandino inoculó una vez al 22% de su población. Sin embargo, el porcentaje de la población chilena que ya recibió la segunda dosis, es inferior: 4%, pero este número cuadriplica el de Argentina, que ni siquiera alcanzó al 1%.

A nivel mundial, hay dos países que superan los indicadores de Chile teniendo en cuenta su población. Uno es Israel, que también aplicó como Chile casi 5 millones de vacunas, solo que por tener una población más chica que Argentina, cumplió con el objetivo de inocular con la primera dosis al 58 % de la población.

El otro país es Israel, que no solamente lidera en las primeras dosis, sino también en la segunda: el 45% de la población Israelí ya recibió las dos dosis. El otro es el Reino Unido, donde el 33% de la población ya recibió al menos una dosis.

España, con 7,2 millones de dosis aplicadas, inoculó con la primera dosis al 7% de la población. Italia, con 5,5 millones alcanzó al 6%. En números absolutos, Estados Unidos es el país que más dosis aplicó: más de 92 millones. El 18% de la población recibió la primera dosis y el 9% la segunda.

Brasil, con más de 10 millones de dosis aplicadas, aplicó primeras dosis al 4% de su población.

(Fuente: Infobae)


Lo más leído