WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Cruce entre guardavidas y el municipio de Monte Hermoso

En los últimos días salió a la luz una controversia entre los guardavidas que se desempeñan en Monte Hermoso y el municipio de la vecina localidad balnearia, situación que movilizó a los trabajadores que realizaron una serie de marchas para visibilizar el descontento que creció particularmente a partir del primer día del tercer mes del año.

Brian Ollearo es uno de los que motoriza el reclamo y, en diálogo con LA BRÚJULA 24, explicó que "el conflicto comenzó en diciembre con un reclamo salarial. Nosotros nunca estuvimos organizados y sufrimos violaciones de nuestras condiciones. A partir del ofrecimiento de apenas un incremento del 21%, creamos un gremio y comenzamos un camino para que se respeten nuestros derechos laborales y los planes de seguridad acuática".

"Todo se agravó cuando dos días antes de comenzar marzo recibimos una lista por parte del municipio en el que se apartaban a 25 guardavidas. Eso viola la ley provincial que establece un servicio mínimo de 150 días y un plan firmado por la propia comuna que mencionaba que debíamos trabajar del 1 de diciembre al 4 de abril. Pero lo peor es que los desplazados son en su mayoría miembros del sindicato y la comisión directiva", sostuvo Ollearo, en el programa "Vive Cada Día".

Incluso, explicó un episodio puntual: "En una ocasión, cuando regresamos de una de las marchas, me llegó un mensaje, avisándome que también iba a ser apartado del plantel. Claramente es una persecución gremial que estamos denunciando. Tuvimos dos audiencias con el Ministerio de Trabajo de la Provincia. A la primera el municipio no fue y en la siguiente ratificamos la denuncia.

La respuesta del municipio

Hernán Arranz secretario de Gobierno de Monte Hermoso y le contestó a quienes motorizan la protesta: "Estuvimos en contacto con los chicos. El Sindicato no tiene personería jurídica y es un grupo que no está de acuerdo en cómo se maneja la seguridad en playa. Todos los veranos aumentamos la cantidad de guardavidas. En diciembre analizamos el tema salarial y no generamos una paritaria porque no son un gremio reconocido por la Provincia o la comuna porque son empleados municipales. Acordamos los haberes y comenzaron a trabajar".

"Luego, pretendieron que no se reduzca el número de guardavidas en marzo, sabiendo que en ese mes baja mucho la afluencia de turistas. Acordamos mantener 50, que son 10 más que el verano pasado. Presentamos la lista y no estaban de acuerdo con esa nómina, por eso fueron a las marchas y a meter presión. Nos pusimos firmes, en el medio se generaron un par de cuestiones vinculadas con no reconocer al Jefe de Playa", sostuvo Arranz, en la entrevista con este medio.

Por último, sintetizó la génesis de la controversia: "Acá hay un problema disciplinario. Para que algunos nombres no figuren para trabajar en marzo hubo que tomar medidas porque realizaron capacitaciones sin consultarnos, pusieron la bandera roja cuando el mar estaba ideal para bañarse. Incluso un día se metieron con antorchas al mar sin barbijos para protestar. La relación era muy buena hasta los últimos días de febrero, con buen diálogo. Estamos muy firmes y no vamos a reincorporar a nadie".

Lo más leído