WhatsApp de Publicidad
Seguinos

IG live de la brújula 24

Carmela Bustelo: "No me planteé un por qué a mí, sino me preguntaba para qué a mí"

Una nueva entrevista en el Instagram Live de LA BRÚJULA 24 permitió conocer aún más en profundidad a una luchadora de la vida como es Carmela Bustelo.

En un mano a mano con Marta Rodríguez, la emprendedora bahiense contó cómo se fue dando su transformación, luego que le descubrieran a los 21 años que era portadora de un "Linfoma de Hodgkin".

Sobre aquel momento que cambió su vida, Carmela mencionó que "fui a la guardia por una tos seca, me hicieron estudios y ahí descubrieron que tenía un tumor de 17 centímetros que me oprimía el pulmón. Ahí los médicos me dijeron que si iba un par de meses más tarde no hubiese podido respirar. Luego de eso inicié las quimioterapias y ahí es donde empezó toda esta nueva etapa de mi vida".

Al tiempo que haciendo mención a cómo atravesó todo ese periodo, aseguró que "soy muy creyente. No me planteé un por qué a mí, sino que me preguntaba para qué a mí. Me preguntaba qué tendré que aprender de esto, qué tendré que sacar de esto y qué mensaje tendré que dar con esto. Después con todo lo que siguió, no tengo dudas de que vino a dejarme un mensaje a mí y a todos los que me rodean".

Reflexionando sobre esa situación, comentó que "con mi familia y mis amigos le pusimos nombre a todo: a la peluca, al catéter por donde me pasa la quimio, al tumor… al tumor le pusimos Osvaldo. Y lo que digo siempre es que todos tenemos un Osvaldo. A mí me llegó en forma de tumor. A otro en forma de perder el trabajo, perder un familiar... todos tenemos algo de eso. Y nosotros no somos esto que nos pasa, sino qué hacemos con esto que nos pasa".

En otro pasaje de la charla, recordó cómo inició su emprendimiento. "Las Cholas nace cuando me dicen que tenía cáncer y que iba a empezar la quimio y por ende se me iba a caer el pelo. Yo antes de eso tenía el pelo hasta la cintura. Cuando empezó todo esto era el problema de qué iba a pasar con mi pelo, y la médica nos decía que se iba a caer".

"Así que me corté el pelo hasta los hombros, y con ese pelo me hice una peluca que se llama María Elena. Mi psicóloga, que pasó lo mismo, me pasó sus vinchas y turbantes, para que no se me corra la peluca" recordó.

"A mí siempre me gustó mucho la moda, así que con telas y camisas viejas que había en casa me mandé a hacer mis primeros turbantes. Justo era enero, y mi médica me dejó ir con mis amigas a Monte. Y todas me pedían vinchas o turbantes para loquearse, y al final del día todas estábamos con accesorios en la cabeza y yo no me sentía un bicho raro" comentó.

"Así que cuando volvimos, yo fui a Buenos Aires, y mi psicóloga me dijo que necesitaba hacer algo para mantenerme ocupada. Y se me ocurrió un emprendimiento que se me fue de las manos. Porque inició con 10 vinchas mías. Mis amigas me hicieron unas fotos, hice un Instagram que se llama “Las Cholas” porque mis amigas me dicen Chola, puse un poco de mi historia y me fui a dormir porque había tenido quimio y estaba cansada. Cuando desperté no entendía nada por la repercusión que había tenido. Más de 1500 seguidores, me preguntaban si hacía envíos a todo el país, si vendía al por mayor… y yo tenía 10 vinchas y turbantes que eran míos" aseguró.

"La desperté a mi mamá y le dije que vaya a Once a comprar telas porque teníamos que mandar a hacer vinchas y turbantes" finalizó la anécdota Carmela. Si querés repasar toda la entrevista, lo podés hacer ingresando al siguiente link.

Lo más leído