WhatsApp de Publicidad
Seguinos

rafael emilio santiago

“Hoy se pueden acelerar medidas que de otra forma tardarían años”

Como cada viernes, el periodista Rafael Emilio Santiago elaboró una brillante columna en el programa “Bahía Hoy”, por LA BRÚJULA 24.

En la misma, el experimentado profesional dejó una serie de interesantes conceptos, en especial ligados a diversos sucesos de la última semana a nivel mundial. Porque claro, todo eso repercute siempre en estos pagos.

“Hubo demasiadas cosas esta semana, y se ha mimetizado un poco el escándalo estrepitoso ocurrido en el Congreso de los Estados Unidos”, aseveró. Y dijo que “Es un asunto que todavía no terminó de elaborar sus facturas, que las habrá seguramente. Para los yanquis no hay almuerzos gratuitos”.

“Estos sobresaltos, ninguno interno tan grave como este, se dan en fechas emblemáticas. No siempre es indispensable acudir a libros de historia, a veces ocurren en lo cotidiano y no te das cuenta del paso de los años. En los 90′, mi hija entró a EEUU por Miami y un guardia le preguntó dónde se iba a alojar, ella le dijo que no sabía porque el padre la estaba esperando, que era cierto y eso quedó ahí. Situación impensada en los días que corren, es otro mundo”, dijo.

Y analizó: “Razones de seguridad, pero ahora se sumó la salud pública. En conjunto generan ciertas cosas inquietantes, y los jóvenes hoy intentan dejar eso atrás con actitudes algo peligrosas”.

“Antes que la epidemia, el famoso 11S, el de las Torres Gemelas, sepultó una manera de actuar de una sola vez y para siempre. No pudimos subir a los aviones de la misma manera nunca más. Y esto que está pasando con la pandemia va a generar lo mismo. Ya hay mucho pensado y escrito sobre el desarrollo sostenible, y ahora se cruzó una nueva variable con esto de los contagios”, sostuvo.

Además, en otro tramo de su alocución, Santiago contó que “se viene otro tipo de ciudad, con menos tráfico, más peatones y bicicletas, turismo más controlado. Pero hay un nuevo problema, que es el miedo al transporte público. Esto también se debería traducir en situaciones como Bahía, con muchos menos coches en zonas peatonales”.

“Espacio no falta, hay que restructurar las calles. Nuestros padres y abuelos vivieron el cambio de la invasión de autos. Nosotros tenemos que hacer al revés. Es como que obligados se nos abre una ocasión para acelerar medidas que de otra forma hubieran llevado años”.

“Solo que se han olvidado que a cierta edad caminar largo o la bicicleta no son actividades ideales y permanentes de personas con obligado respeto al almanaque. No es que no quiera hacerlo, pero a lo mejor no me da el cuero”, sintetizó.

Lo más leído