WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La igual que con los bonistas

Los empresarios dieron su apoyo al Gobierno para negociar con el FMI

Sin dejar de exponer la gravedad de la situación económica, el sector privado elogió la convocatoria oficial y manifestó su respaldo para que el nuevo acuerdo con el Fondo contemple la necesidad de crecer.

El Gobierno consiguió mostrar el apoyo del sector privado en el día previo al arribo a Buenos Aires de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el que se deberá negociar un nuevo acuerdo para reemplazar al que perdió validez en 2019. 

Según publica Infobae, de la misma forma en que lo hizo a comienzos de año, cuando inició formalmente la negociación con sus acreedores externos, la administración de Alberto Fernández se apresta a enfrentar ese proceso exhibiendo respaldo empresarial.

En esa línea, convocó a empresarios y sindicalistas a una reunión realizada en la Casa Rosada, en la que el sector privado estuvo representado por Javier Bolzico, por la Asociación de Bancos de la Argentina (ADEBA), Claudio Cesario, de la Asociación de Bancos Argentina (ABA), Miguel Acevedo y Carolina Castro en representación de la Unión Industrial Argentina (UIA), Ivan Szczech, por la Cámara Argentina de la Construcción y José Martins, del Consejo Agroindustrial Argentino.

Durante el encuentro, una de las voces empresarias que se escuchó fue la de Acevedo. “Es importantísima esta convocatoria. Si no tenemos la idea de una sociedad integrada, cualquier cosa que se haga va a fallar. Por eso me parece importante esta convocatoria para empezar con esa integración. Hay que estar integrados para trabajar con el Fondo pero también para trabajar entre nosotros”, dijo el titular de la UIA.

"Cualquier empresario sabe que hay una caída del poder adquisitivo pero también hay una pandemia que tiene unos costos enormes. Necesitamos bajar la inflación y dar mayor poder adquisitivo a la gente para que haya consumo”, agregó.

Luego, con respecto a las medidas de la semana pasada, Acevedo destacó: "Fueron buenas, en el sentido correcto. Cada uno pide que le bajen o le suban más, pero todo eso se puede seguir discutiendo. Con el tema del campo se quedaron cortos, me parece a mí. El Gobierno tiene que recrear la confianza con la sociedad y eso es algo en lo que hay que trabajar entre todos. No será fácil luego de todo lo que pasó en los últimos años, pero es el gran desafío. Estos consensos en parte ayudan”.

Szczech, del sector de la construcción, calificó la reunión como “excelente” y señaló que la agenda que el gobierno prometió plantear frente a los funcionarios del FMI es la misma que guió la negociación con los bonistas por la reestructuración de la deuda: sustentabilidad y defensa de los intereses nacionales.

"La idea es crecer y es algo que compartimos. Luego, se estableció una agenda de trabajo, que los funcionarios dijeron que fue postergada por la pandemia, que van a manejar los ministros Kulfas y Moroni. Será integral, y habrá submesas sectoriales para ver qué medida necesita cada segmento de la economía para crecer”, explicó Szczech.

“Cuando me tocó hablar dije que celebraba que el Gobierno tome el timón de esta mesa: tenemos que generar trabajo y crecimiento para disminuir la pobreza”, agregó.

Con respecto a la respuesta de los mercados a la medida de la semana pasada, Szczech dijo: “Son los primeros días, los mercados necesitan señales y la reunión de hoy fue una. Es importante tener en claro los pasos que se van a dar. Lo de FMI es fundamental, junto con el Presupuesto 2021. Es parte de las señales que se necesitan”.

Otro apoyo empresarial para el gobierno llegó por parte de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) que emitió un comunicado para “manifestar su acompañamiento al Gobierno Nacional en el proceso de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

La CAC indicó que una vez superada la reestructuración de la deuda"resulta clave llegar a un satisfactorio acuerdo con el FMI, que permita que el país honre sus compromisos con la institución sin que ello implique una carga inviable sobre una economía ya muy golpeada por las consecuencias de la pandemia en curso".

La crisis actual “se suma a un estancamiento de casi una década y se ve reflejada en caídas en los niveles de actividad de múltiples sectores, cierre de empresas, aumento del desempleo y niveles de pobreza muy elevados”, indicó la entidad.

“La CAC aboga por que las autoridades del FMI atiendan a la situación descripta y, partiendo de un diagnóstico integral, se logre un acuerdo que permita que el país inicie un sendero de crecimiento sostenido. Esto permitirá no solo mejorar las condiciones de vida de una población muy golpeada en el plano económico, sino también generar recursos genuinos para honrar cabalmente los compromisos asumidos, tanto con los organismos multilaterales de crédito como con los acreedores privados”, concluyó el comunicado.

Por parte del Gobierno, se hicieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la titular de la AFIP, Mercedes Marco del Pont; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; el titular del Banco Nación, Eduardo Hecker; y los ministros Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Martín Guzmán (Economía) y Claudio Moroni (Trabajo).

La representación sindical estuvo conformada por Hector Daer, Carlos Acuña, Andres Rodríguez, Gerardo Martinez, Antonio Calo, José Luis Lingeri y Armando Cavalieri. También participaron por parte de la CTA Hugo Yasky, Edgardo LLano, Daniel Catalano y Roberto Baradel.


Lo más leído