WhatsApp de Publicidad
Seguinos

anticipo

Brandán no tendrá injerencia en el caso del geriátrico clandestino

El escándalo que se desató en el seno de Región Sanitaria, producto del caso de una abuela que falleció ayer en el HAM -dio positivo en coronavirus- y estaba alojada en un geriátrico clandestino, suma ahora otro capítulo.

Tal como reveló esta mañana el equipo de LA BRÚJULA 24, la ex funcionaria municipal durante la intendencia de Rodolfo Lopes, Mónica Gimberg, trabaja en el organismo y la anciana en cuestión era su suegra.

Pero el nuevo episodio tiene que ver con otra ex integrante del gabinete de Lopes. Se trata de Ana Brandán (amiga cercana de Grimberg), que también trabaja allí, siendo su función específica la de controlar los geriátricos y su legalidad.

Según pudo saber este medio, las autoridades dispusieron apartarla de dicha tarea, por considerar que no podía desconocer la existencia del hogar trucho ubicado en Avellaneda al 700.

Por otra parte, también se supo que la propia Grimberg fue aislada de forma preventiva. Al ser considerada contacto estrecho de la mujer fallecida, deberá hacer una cuarentena estricta.

Ahora, en el organismo provincial están evaluando la posibilidad de realizar hisopados entre sus miembros por haber compartido espacios con ella, más allá de que no presenta síntomas.


Lo más leído