WhatsApp de Publicidad
Seguinos

abel habló con la brújula 24

"Le pido al bahiense que sea responsable con la apertura de la cuarentena"

En una distendida entrevista, el artista argentino del momento recordó sus inicios y reveló sus sensaciones ante la inminente llegada de su primer hijo: "Hoy vivo en una burbuja de amor".

Simple, humilde y totalmente distendido, Abel Pintos (el artista argentino del momento) abrió su corazón en una charla que mantuvo esta mañana con LA BRÚJULA 24 transitando distintas sensaciones, pasando de la risa a la reflexión de un instante a otro, demostrando su grandeza como un verdadero embajador bahiense en el mundo.

En el inicio de la imperdible nota y sobre su cuarentena, detalló: "Vivo a 60 kilómetros de Capital Federal y estoy con mi familia. Tenía un viaje programado a los Estados Unidos para terminar de grabar mi disco y decidí posponerlo porque me intrigaba mucho lo que ocurría en países muy lejanos".

"Cuando vi que el avance era veloz, pospuse el vuelo. Estuve muy cerca de que me agarre allá. Conozco colegas a los que les pasó y se les ha hecho muy difícil. Dentro de todo, la estoy pasando bien, con mi gente, a resguardo y cuidados. Más allá de la incertidumbre, estoy agradecido cada día de estar en casa rodeado de amor", enfatizó Abel, ante una de las preguntas del periodista Germán Sasso.

Con relación a uno de los momentos más lindos que está experimentando en su corta vida, reveló: "Nos toca atravesar el proceso del embarazo en estas circunstancias tan extrañas, pero me siento en una burbuja de amor porque hasta nos olvidamos de lo que sucede. Estamos muy sensibles, con emociones a flor de piel. En otras circunstancias, estaría de viaje promocionando discos o haciendo conciertos".

"Sigo siendo una persona reservada, pero cuando llegaron las noticias de mi relación y la de ser padre me emocioné mucho y las quise compartir con la gente que me acompaña hace 25 años", mencionó Pintos en otro segmento de la entrevista radial.

Y comenzó con el repaso de sus inicios en la música: "Estuve algunos años en el coro de niños de la Cooperativa, hicimos muchos viajes y viví hermosas experiencias con ellos, los recuerdo con gran cariño. A los dos años decidí hacer mi carrera solista, en 1995. Dos años más tarde conocí a Raul Lavié en mi querido teatro de Ingeniero White, localidad a la que saludo fuerte". 

"Tuve la posibilidad de saludarlo personalmente, me preguntó si cantaba, fui a buscar a casa un demo de mi segundo disco. Él me dijo que le gustaba mucho, que no producía artistas, pero se comprometía a alcanzárselo a alguien. Días después me puso en contacto con quien fue mi primer productor y, a partir de allí, surgieron giras. Esa persona era productor de León Gieco, quien se convirtió en mi padrino. Desde entonces, con Cosquín en 1998 no paré más", señaló, a modo de resumen de su exitosa carrera.

Sobre quiénes continúan viviendo en su ciudad natal, Pintos reveló que "en Bahía está uno de mis hermanos (Andrés), mi madre, mi abuela, mi tía. Gran parte de mi familia vive en la ciudad. También tengo otros desperdigados en distintos puntos del país. No es cierto que esté camuflado cuando ando por las calles del lugar donde nací. Sucede que me gusta usar gafas, gorras y sombreros, entonces se piensa que me oculto, pero es una cuestión de gustos".

"Tengo amigos en Bahía y en White, por eso cuando vuelvo a las raíces aprovecho para descansar. Cada vez que puedo, lo hago. No ando con una cartulina que diga 'acá vine a visitar', pero tampoco me escondo. El lunes cumplí 36 años, en una circunstancia particular, pero pasé un día maravilloso. Esto de que soy una persona reservada también se traslada a que mis festejos no son fastuosos. Soy de compartir torta y mate con quien quera saludarme".

Cumpleaños feliz

Abel Pintos también desarrolló aspectos vinculados con su 36ª vuelta al sol: "El lunes me la pasé viendo mis películas favoritas: Indiana Jones, Volver al Futuro, tomé mate, comí cosas dulces y dormí una siesta preciosa como de cuatro horas que hacía rato no podía. Pasé un día hermoso. A mi me gusta hacer la vida que hice siempre, más allá de los cambios que pude haber experimentado. Me gusta hacer cosas normales".

"Todos los días me levanto muy temprano. Me gusta madrugar. Tengo la oportunidad de tener un parque en casa y todo el tiempo que puedo estoy acá para tomar algo de aire o sol. Hoy acá también es una mañana muy fría, pero me encanta poder conversar. Es un privilegio y lo aprovecho mucho. Esto más que un reportaje, es una conversación", destacó, con relación a su rutina.

En cuanto a la llegada de un nuevo ser al mundo, su mundo, aseveró que "todavía no me ha tocado mimetizarme tanto con el embarazo, pero estoy muy atento a lo que le pasa a mi pareja. Trato de estar a disposición de lo que necesite y quizás sea más cargoso de lo que debiera. Siento que he hago cuatro mil preguntas por minuto y me mira diciendo 'pará, solo estoy embarazada'. Aprendo y disfruto mucho. No me pegó tanto por los miedos, sino por la emoción. Lloro casi a diario".

"Hoy acompaño a la hija de mi pareja a quien siento que es mi hija de corazón. Esa fue una cuota de aprendizaje y hoy vivo este proceso con la intensidad del segundo a segundo".

"Soy fanático de Metallica"

Uno de los datos desconocidos de Abel es su gusto por una banda que poco tiene que ver con lo que solemos escucharlo intepretar: "Desde chico soy fanático de Metallica, me gusta el rock. Mis hermanos son más grandes y escuchaban mucho ese género a finales de los 80 y principios de los 90 que agarraron la oleada de los discos que entraron con el regreso de la democracia. Toda la música es una expresión artística, soy amigo de muchos metaleros que son lo más sensible que conozco".

"Entre 2003 y  2004 empecé a escribir mis canciones donde se empezaron a notar más las influencias de otras músicas como el rock, pop y géneros centroamericanos. Cuando compuse empecé a tener más libertades. Empecé a grabar menos folklore, más allá de que en los conciertos siempre interpreto temas de ese género, que es parte de mi raíz", recalcó.

Luego, fue consultado sobre su máximo desafío en el futuro: "Surgió una posibilidad muy importante hace tres o cuatro años de poder desarrollar mi música en otros países. Se dio orgánicamente, llegando mis temas a distintos puntos por diferentes plataformas. Sony empezó a pedirme que haga giras por el exterior. Es un camino que tiene mucho por recorrer y disfruto mucho. Llegar a tanta gente es una ilusión muy grande. Hay lugares donde lo logré y en otros estoy dando mis primeros pasos".

"No me olvido de una presentación que hice en el Hogar Don Orione que me marcó para siempre, tampoco de aquella ocasión en la que me presenté en la Fiesta del Ajo en Médanos y canté a capella porque se cortó la luz. Hay mucha gente muy cara a mis sentimientos. Quiero saludar a todo Bahía Blanca y los habitantes de la región. Todos fueron muy cariñosos y me dieron grandísimas oportunidades desde que era muy chico. Fueron muy afectuosos y al día de hoy me hacen sentir su apoyo", dijo, al borde de la emoción.

Y siguió revelando intimidades: "Mi nona es fiel oyente de La Brújula 24, escucha la radio permanentemente y es ella la que siempre me chusmea cuando en la emisora me saludan o ponen un tema mío. Del Vialidad tengo un hermoso recuerdo, allí viví una infancia que recuerdo con mucha felicidad, tuve muy buenos amigos y vecinos. Todos con excelentes costumbres. Sin lugar a dudas está conectado al nacimiento de mi música, ensayaba con la ventana abierta para que se juntara gente del barrio".

Por último, le dejó un mensaje a los bahienses, en tiempo de pandemia: "Es un proceso difícil, el sacrificio es enorme, pero completamente necesario. De esto salimos juntos, estamos recibiendo un baño de humildad muy importante para avanzar como sociedad. Trabajar en conjunto más allá de las ideas, cuando los intereses son comunes, nos permitirán salir adelante. Sé que en Bahía se está abriendo todo de a poco y me alegra que estén regresando a la normalidad, pero a la vez pido que todos lo tomen con responsabilidad porque los quiero mucho y soy consciente de que todavía queda mucho por recorrer".

Lo más leído