WhatsApp de Publicidad
Seguinos

ECONOMÍA

Amplían el Ahora 12 para impulsar el consumo

El Gobierno incorporará rubros como la compra de muebles, equipos de climatización y pasajes de avión y ómnibus.

Con las elecciones presidenciales cada vez más cerca, el Gobierno apuesta a dar batalla para imprimirle dinamismo al golpeado consumo masivo. Según publica La Nación, con ese objetivo en mente, anunciará en las próximas horas una ampliación de los productos que pueden financiarse en cuotas a través del programa Ahora 12.

El Ministerio de Producción y Trabajo publicará mañana el decreto que sumará nuevos productos al plan que ofrece facilidades para comprar en cuotas, que busca servir de remedio a la elevada inflación que tiene la Argentina y a la caída del poder adquisitivo en tiempos de tasas elevadas.

Compra de muebles, pasajes en avión y en ómnibus, productos regionales, equipos de climatización, entre otros rubros, formarán parte del anuncio.

Como primera novedad, el equipo del secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, planea incorporar al plan la venta de muebles financiada a través de Ahora 12 en supermercados y tiendas generales. Claro que toda la gama de productos será puramente nacional, como sucede con todos los bienes y servicios del programa. Esto responde a pedidos del sector fabricante.

Además se podrán financiar viajes en ómnibus de larga distancia y en avión a destinos dentro del territorio nacional en tres o seis cuotas. Hasta ahora, solo se podía contratar el pago en plazos de 12 y 18 meses.

Por otro lado, también dentro del rubro turístico, se incorporarán al programa productos regionales. Esta medida se instrumentará como respuesta a los pedidos de varios gobernadores de provincia (ahí podrían aparecer alfajores o chocolates, entre otros productos).

Hay más rubros que se sumarán al plan. Se planea incorporar equipos de climatización y de ventilación, productos que habían quedado fuera de previas revisiones del programa oficial de crédito. Sin embargo, los servicios más innovadores que se sumarán al programa que nació con el kirchnerismo, pero que el actual Gobierno sostuvo, serán el pago de las cuotas de gimnasios y el de la abultada factura por la transformación del automóvil a GNC (gas natural comprimido).

La idea de agregar financiamiento barato a estos nuevos productos tiene un objetivo claro. A pesar de la mejora heterogénea en los números de la actividad económica a nivel macro, ni el empleo ni el consumo masivo muestran claros avances por el momento. Por caso, la semana pasada se conocieron los datos de ventas en los supermercados y en los centros de compras, que mostraron bajas en mayo de 13,5% y 18,7% interanual, respectivamente, según informó el Indec. Tampoco los datos de consultoras privadas son buenos, por lo menos en lo que tiene que ver con las mediciones interanuales. Kantar y Nielsen coincidieron al reflejar en sus mediciones caídas del consumo masivo del 9% y 8%, respectivamente, el mes pasado. Sin embargo, los programas oficiales para mejorar el bolsillo de la clase media (Ahora 12 con tasa 0%, Productos Esenciales, plan de beneficios para autos y créditos subsidiados de la Anses, entre otros) recién comenzaron a implementarse en junio.

La semana pasada se conoció un dato que aviva buenas perspectivas, por lo menos en la Casa Rosada: el Índice de Confianza del Consumidor que elabora la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) mejoró un 8,9% en julio (un alza de 21,9% con relación a julio de 2018, con una base muy baja).

 


Lo más leído