WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Bebé intoxicada con cocaína: cómo impacta la adicción de una madre en el embarazo y la lactancia

El neurólogo Ramiro Linares explicó que las moléculas de la droga pasan a la placenta y a la leche.

El consumo de drogas durante el embarazo y la lactancia representa un grave riesgo tanto para la madre como para el bebé, quien recibe una gran carga de las sustancias tóxicas y que le acarrea problemas a corto y largo plazo, señaló el neurólogo Ramiro Linares en su columna de todos los miércoles en el programa Nunca es Tarde.

El tema toma relevancia luego de conocerse el caso de una nena de tres meses que está internada por segunda vez en el Hospital Municipal con un severo cuadro de intoxicación con cocaína.

Linares explicó en términos generales cómo impacta la adicción de una madre en el embarazo y la lactancia e indicó que depende del tiempo de consumo, las cantidades, la frecuencia y, de la sustancia ingerida.

“Todo tiene un eventual impacto porque en un gran porcentaje, las moléculas pasan a la placenta y a la leche cuando se amamanta. Es de alto riesgo y genera un impacto en los bebés que se expresa desde trastornos en lo anímico a bajo peso al nacer, disminución del diámetro cefálico o partos prematuros”, dijo.

El médico destacó que “la cocaína en el contexto del embarazo tiene muchos peligros para la madre y bebé, porque la presión arterial aumenta sobre todo en el consumo frecuente con lo que se incrementa el riesgo de hipertensión en el embarazo”

En tanto, durante la lactancia “la cocaína pasa a la leche y el bebé la metaboliza de manera diferente, dura más tiempo (en su organismo) que en el adulto, hace más daño y puede tener problemas de largo plazo en el desarrollo físico y cognitivo”.

Lo más leído