WhatsApp de Publicidad
Seguinos

crisis en el hospital municipal

“Usamos las camillas de las ambulancias por falta de camas”

El doctor Pablo Fernández Keller, jefe del Departamento de Especialidades Clínicas, describió en La Brújula 24 la delicada situación que atraviesa el centro asistencial bahiense.

El doctor Pablo Fernández Keller, jefe del Departamento de Especialidades Clínicas del Hospital Municipal, dialogó esta mañana con el equipo del programa “Bahía Hoy”, que se emite por La Brújula 24, respecto de la delicada situación que se está viviendo hoy en el centro asistencial. La atención, al límite en todo sentido.

“Actualmente estamos con una ocupación del 100%, de las 40 camas todas están ocupadas. En Terapia Intensiva de adultos y Pediátrica igual. Alguna disponibilidad en Quirúrgicos hay, pero lógicamente esto repercute en la guardia”, consideró.

Consultado respecto de los motivos que llevaron a este momento, dijo que “lo que es el pico de la pandemia pasó, no estamos ni por asomo con la cantidad de pacientes de ese momento, pero la ocupación históricamente de clínica médica y la guardia de adultos, hace muchos años viene en estos niveles”.

“A eso se le suma que hay una menor atención de algunos hospitales, como el Penna, entonces la población se vuelca en nuestro hospital. Y en este último mes hay un pico estacional que normalmente era septiembre y ahora se demoró un poco, con aumento de los casos virales, principalmente de gripe A. Esto aumenta la cantidad de consultas de pediatría. Y lo complicado es que se enferma el chico, después el padre y madre y el abuelo, que termina necesitando una cama”, apuntó.

Más de Fernández Keller en La Brújula 24

Cuidados

“Las recomendaciones tienen que ver con el lavado de manos, hoy el tapabocas es muy difícil volver a utilizarlo masivamente. Tratar de no juntarse si hay alguien enfermo. Y si uno se da cuenta de que no se trata de una patología grave, no consultar en la guardia del hospital y dirigirse a una sala médica”.

Cruces entre Provincia y Municipio

“Tenemos que sentarnos todos los efectores de salud, públicos y privados, y tratar de dar una respuesta en conjunto. Dejar de pelearnos, la realidad es que a los médicos de guardia de todos los hospitales los conozco y los que pueden nos dan una mano”.

“La realidad es que los privados también están colapsados, en el Penna la jefa de guardia está haciendo malabares con lo que tiene. Yo creo que hay que sentarse como ciudad y provincia para pactar un camino de acá a futuro y ver lo que vamos a hacer”. “Si yo no tengo médicos un día tengo que resolverlo, trabajando en conjunto. Porque de lo contrario, el que se perjudica es el vecino de Bahía”.

La situación hoy

“En inicio ponemos camas bis, al lado de una cama ponemos otra o una camilla. Hay pacientes internados en nuestros consultorios que eran para lo ambulatorio. Y han llegado momentos en los que tuvimos que pedirle la camilla a una ambulancia, con lo cual la sacamos de circulación porque tenemos que utilizar ese recurso. Baja el paciente con la camilla y tenemos que atenderlo de esa manera”.

“Esto conlleva a que los profesionales se agoten, en un momento no sabés dónde están los pacientes porque los tenemos que ubicar en lugares que no son los habituales. Por momentos se maneja un cuadro de saturación continua que hace difícil el trabajo”.

Solución

“No es de un día para el otro. No se puede decir mágicamente y poner 40 camas más, no es solamente eso. Pongo las camas pero necesito enfermería, médicos, mayordomía. Por eso es difícil, todos ponen lo mejor pero llega un momento en que no se puede internar más gente en la sala, los pacientes se quedan más tiempo en la guardia y no es la mejor manera de tratarlos”.

“La mayoría de los hospitales están con una dificultad importante. Se está viendo como lo ocurrido en el 2001, con obras sociales que dejan de cubrir y la gente que se vuelca a los públicos”. 

Lo más leído