WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Eliminatorias sudamericanas

FIFA ordenó repetir el partido suspendido entre la Argentina y Brasil

El tribunal de Disciplina de la FIFA sancionó además a la AFA y a cuatro futbolistas argentinos que mintieron en sus declaraciones juradas.

El tribunal de Disciplina de la FIFA resolvió que el clásico entre Brasil y la Argentina por las eliminatorias sudamericanas vuelva a disputarse en terreno neutral. El encuentro original, iniciado en San Pablo en la tarde del 5 de septiembre de 2021, había quedado trunco a los cinco minutos de juego tras una invasión realizada por los funcionarios de la autoridad sanitaria brasileña (Anvisa). Ahora, la FIFA estableció que deberá jugarse fuera de Brasil, además de multar a la CBF en 550 mil francos suizos por incumplir los protocolos vigentes.

También hubo una doble sanción para la Argentina. Por un lado, la AFA recibió un castigo de 250 mil francos suizos “por no cumplir con las obligaciones de preparar un partido respetando el protocolo sanitario vigente”. Además, los cuatro futbolistas albicelestes que mintieron en sus declaraciones juradas de ingreso a Brasil al omitir su paso por Inglaterra serán suspendidos por dos fechas: ellos son Emiliano Martínez y Emiliano Buendía (ambos de Aston Villa, de Inglaterra), Cristian Romero (Tottenham) y Giovani Lo Celso, quien en el momento del partido jugaba para Tottenham y ahora lo hace para Villarreal, de España.

En las últimas semanas, la FIFA recibió las respuestas de la AFA, la CBF y la propia Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) a varias preguntas relacionadas con la suspensión del partido. Este requisito llevó a los dirigentes argentinos a no ser tan optimistas como en un principio. Esperaban un “fallo exprés” en el mes de octubre, que nunca llegó. E incluso estaban convencidos de que la FIFA le daría a la Argentina los tres puntos del partido que nunca llegó a completarse en Brasil. Hubiera sido histórico: primera derrota de los brasileños en su territorio por eliminatorias. Y en los escritorios.

Fuente: La Nación

Lo más leído