WhatsApp de Publicidad
Seguinos

tips

El truco maestro para cocinar huevos fritos perfectos

Lograr el punto perfecto de la clara y la yema genera una sensación de placer única. Cocinar huevos fritos con bordes crujientes y yema fundida hace que cualquier amante de la cocina y de la comida se emocione.

Ya sea que te guste comerlos solos o acompañando, conocé la manera de lograr un huevo frito que sea firme, pero al mismo tiempo, tenga el punto justo para que la yema se desborde.

Paso a paso

  1. En una sartén mediana, preferiblemente antiadherente, calentar suficiente aceite de oliva para cubrir el fondo de la sartén a fuego medio-alto hasta que brille. Puede parecer mucho aceite, pero lo necesitarás.
  2. Agregar 2 huevos grandes, uno a la vez y sin que se encimen. Mientras tanto, con la otra mano, mover la sartén suavemente para permitir que los bordes se cocinen sin que se peguen.
  3. Cocinar los huevos, agitando la sartén de vez en cuando (y usando una espátula de goma para ayudar a separar los bordes si es necesario) hasta que los bordes estén dorados, aproximadamente deberás esperar unos 2 minutos.
  4. Inclinar la sartén para acumular aceite en la base y, con una cuchara sopera, verter el aceite caliente sobre las claras de huevo (evitando las yemas, si querés que estén líquidas) para cocinarlas en las zonas que aún estén translúcidas. Cocina durante aproximadamente 1 minuto más.
  5. Sazona los huevos fritos con sal y comelos inmediatamente.

Un consejo que nunca falla

Esperá a que el aceite en tu sartén esté casi humeante antes de tirar los huevos, especialmente si se está usando algo que no sea una sartén antiadherente o hierro fundido. Las claras frías sobre una sartén de acero inoxidable que no está lo suficientemente caliente se van a pegar.

Otro buen consejo, si no querés echar aceite por encima de los huevos, es bajar el fuego al mínimo y tapar la sartén durante los últimos minutos de cocción para lograr que toda la clara se ponga completamente blanca.

Fuente: MDZ

Lo más leído