WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Simples y sabrosos

Buñuelos y croquetas, comidas de verano para llevar a la playa

Ricos, rápidos, para comer con las manos, los buñuelos, las croquetas y las tortillas son preparaciones clásicas; y que preceden por mucho a la moda del finger food. Los buñuelos y las croquetas siempre estuvieron presentes en la mesa de los argentinos y ahora vuelven en versiones más saludables.

Son opciones ideales para comer en verano porque además de comerlos con la mano, resultan muy prácticos para llevar. Valen para picnics, para comer en la playa o servir al lado de la pileta. Además, son la compañía perfecta para complementar una picada cervecera o vermutera cuando baja el sol.

Receta de buñuelos de acelga

Desde el boom de las cervecerías artesanales y los wine bars, los buñuelos de acelga se volvieron un plato de los más pedidos. Además de ricos, los buñuelos de acelga son más livianos que un plato de queso, las papas fritas; o el maní; y cumplen con el objetivo de satisfacer el estómago, mientras se pasa un buen momento. La receta de buñuelos de acelga es fácilísima.

Ingredientes

  • 400 gr acelga cruda lavada seca sin el tallo y cortada en juliana
  • 10 gr sal
  • Pimienta a gusto
  • 4 huevos
  • 8 claras de huevo
  • 400 gr de harina
  • 7 gr de polvo de hornear
  • 1 tallo de cebolla de verdeo picada
  • Soda

Preparación

  1. Batir enérgicamente claras y huevos. Agregar sal pimienta, harina, polvo para hornear y verdeo al final.
  2. Una vez lista la masa le incorporamos la acelga minutos antes de freír. Freír en aceite a 170 grados. El aceite no tiene que estar más bajo que esto, y tampoco mucho más alto porque se doran por afuera pero no se cocinan bien adentro.
  3. Restirar cuando estén dorados y colocar sobre papel de cocina. Servir.

Receta de knishes de papas y cebollas

El knish es un un rollo de masa frito u horneado relleno con queso, carne o papa, que se come como aperitivo o como entrada. Es a la cocina judía lo que una buena empanada es a la cocina andina. Un clásico que siempre cae bien. Esta es la receta de knishes más popular, la de papas y cebollas ; y para los que creen que es complicada, el truco es que se pueden hacer con las tapas para empanadas.

Ingredientes

Masa:

  • 1/2 kg de harina 0000
  • 1 huevo
  • 4 cdas de aceite
  • 250 cc de agua tibia

Relleno:

  • 1 kg de puré de papas
  • 3 cebollas picadas y rehogadas en aceite
  • Sal, pimienta

Preparación

  1. Mezclar los ingredientes del relleno y dejar enfriar.
  2. La masa se puede hacer toda junta hasta obtener una masa tierna.
  3. Volcar en la mesada con harina extra, amasar muy bien, formar 3 bollos tiernos y dejar descansar tapados.
  4. Estirar un bollo con el palo de amasar hasta dejarlo delgado.
  5. Levantar la masa entre las manos y estirarla lo más que se pueda mientras va girando sobre sí misma haciendo que por su peso se vaya “estirando sola”.
  6. Untar la masa con aceite, disponer un rollo del relleno en el borde de la masa y levantar sus extremos.
  7. Arrollar para armar el rollo y separar pociones con el canto de la mano. Dar forma de knishes.
  8. Acomodar en una placa aceitada, pintarlos con huevo o aceite.
  9. Hornear y listos para llevar a la mesa.

Receta de croquetas de arroz y queso

Las croquetas de arroz son un clásico de todas las mesas. Están los que las aman y las que no las quieren probar porque saben que se hicieron con el arroz que sobró. A los del último grupo les conviene darle una oportunidad a esta receta de croquetas de arroz y queso: es sencilla, fácil de hacer y tiene secretos especiales para que las croquetas de arroz y queso queden bien mullidas y aireadas.

Ingredientes

  • 200 g de arroz cocido
  • 50 g de manteca
  • 2 cucharadas de queso rallado
  • 3 huevos
  • 100 g de queso fresco
  • Pan rallado
  • Sal y pimienta
  • 1 litro de aceite

Preparación

  1. Saltear el arroz con la manteca y el queso rallado. Retirar y, cuando esté tibio, incorporar 2 huevos batidos y dejar enfriar.
  2. Cortar el queso en fetas y salpimentarlas. Tomar porciones de arroz con una cuchara, agregar el queso y dar forma a las croquetas.
  3. Pasarlas por el huevo restante batido y por el pan rallado. Freír en el aceite hasta dorar. Servir con la ensalada.

Fuente: La Nación Recetas

Lo más leído