WhatsApp de Publicidad
Seguinos

USHUAIA

Rescataron a turista que pasó 24 horas dentro de un glaciar: tenía múltiples fracturas

El israelí Eitan Shaked sufrió un accidente cuando escalaba el glaciar Ojo del Albino.

Un turista israelí de 23 años sobrevivió 24 horas dentro de la grieta de un glaciar próximo a Ushuaia con una pierna, un brazo y la pelvis quebrados, hasta que pudo ser rescatado por socorristas durante un complejo operativo en helicóptero, confirmaron fuentes del caso.

El joven identificado como Eitan Shaked sufrió un accidente el miércoles cuando escalaba el glaciar Ojo del Albino, ubicado a unos 20 kilómetros al noreste de la capital fueguina, durante una excursión en solitario.

El montañista quedó atrapado en un lugar de muy difícil acceso, con “canaletas verticales fuera de la senda”, explicaron voceros de la Comisión de Auxilio que intervino en el incidente.

La única posibilidad de sobrevida del turista, quien debido a la caída sufrió lesiones que lo inmovilizaron, surgió cuando un guía de montaña que transitaba por la zona escuchó sus gritos ayer en horas del mediodía.

El turista que sobrevivió un día, malherido, en un glaciar.

“El guía escuchó gritos de una persona pidiendo ayuda en un sector de difícil acceso, entre la Laguna Esmeralda y el glaciar Ojo del Albino. Con el sitio identificado, partió hacia el lugar una comitiva de 7 rescatistas equipados con cuerdas y material técnico y preparados para un rescate de varias horas”, informaron miembros de la Comisión de Auxilio.

Los rescatistas llegaron al lugar varias horas después y encontraron al joven con “severas lesiones, laceraciones en el rostro y claros signos de fracturas en miembros inferiores y superiores”.

Además, presentaba un cuadro delicado de hipotermia porque había pasado la noche en el lugar, en medio de un chorrillo de agua helada que bajaba del glaciar.

Luego de estabilizarlo y subirlo a una camilla, los miembros del equipo de rescate aceptaron la ayuda de una empresa privada de helicópteros de Ushuaia para completar el traslado en el menor tiempo posible.

Según los brigadistas, el hecho fortuito de que justo pasara por el lugar un guía que escuchó los gritos de auxilio, el buen clima de las últimas jornadas (con temperaturas superiores a los 10 grados en la ciudad) y el estado atlético del turista, permitieron que el rescate pudiera concluir de manera exitosa.

Fuente: Télam

Lo más leído