WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la reflexión del presidente Walter Uranga

“La víctima de los robos al club Sixto Laspiur es el mismo delincuente”

Enmarcó el suceso en el contexto social actual y lo ve como un impulso para seguir adelante con un mensaje positivo para los chicos.

El Club Sixto Laspiur sufrió dos robos en tres días, un hecho donde la víctima es el propio delincuente y representa un aprendizaje para la institución, de acuerdo con la reflexión del su presidente, Walter Uranga, quien enmarcó el suceso en el contexto social actual y lo ve como un impulso para seguir adelante.

“La víctima es el propio delincuente. Ese muchacho tiene que volver a comer, trabajo no va a conseguir, va a tener que volver a delinquir. Hay gente que roba por gusto, pero hay gente que roba porque dentro de su visión no le queda otra. Yo nunca robaría, pero porque tuve la surte de estudiar, tener una familia unida, vivir en un barrio donde había respeto. Lamentablemente son víctimas de un sistema. Uno se pone mal cuando le toca que te roben, pero hay que tener una visión de la situación que se vive”, afirmó en el programa Nunca es Tarde, que se transmite por La Brújula 24.

Uranga llevó la reflexión del robo que sufrió la institución al ámbito del trabajo que hacen con los chicos en el club y aseguró que tras las pérdidas de los elementos, “tuvimos la capacidad de resolución y no nos quedamos llorando en un rincón”. Agregó que en menos de dos horas se junto el dinero para una nueva bordadora, por ejemplo.

Remarcó que seguirán concentrados en “hacerle llegar el mensaje (a los chicos) de que esto es un juego, el deporte es un juego, que la vida es un juego. Tenés tres resultados posibles: ganar, empatar y perder. Y cuando perdés es cuando más aprendés. Es lo que nos está pasando a nosotros: supuestamente perdimos, pero nos dejó una enseñanza a no convertirnos en unos fascistas pidiendo balas como locos y gritando que hay que matarlos. La reflexión que nos deja es que hay una maraña de cosas que no pasa por nuestras manos resolver, sí pasa por nuestras manos llevarle el mensaje a los chicos que hay un camino distinto a ser delincuente, hay un camino de trabajo, de aprebndizaje”.

Uranga ahondó en un análisis general de la situación y afirmó que “es evidente que la gente no está bien. No cuestión de un día o de un gobierno, es un situación de muchísimos años, que niños que han vivido con sus padres, sus abuelos en la delincuencia, qué puede esperar ese niño cuando crece si no ha tenido posibilidades de estudiar, de prosperar, de tener otra visión del mundo, sino irse a la delincuencia o las drogas”.

El el club Sixto Laspisur entrenan 45 niños y su trabajo lo hacen con autogestión, por eso su presidente aseguró que quienes entraron a robar “se llevaron en realidad la confianza, porque lo económico ya está resuelto. Se llevaron la confianza de 17 años que nunca tuvimos problema”.

Lo más leído