WhatsApp de Publicidad
Seguinos

declararon el "Día Nacional del Kimchi"

Insólito: en la primera sesión presencial, una senadora habló 11 minutos sobre una comida coreana

Magdalena Solari Quintana, de Misiones, repasó la historia del plato y hasta dio la receta.

Son muchos los males que afectan la sociedad argentina, tanto económicos como sociales. Basta con nombrar a la inflación, una brecha cambiaria que casi llega al 100%, la pobreza y la indigencia infantil, casi en niveles récord. En este contexto, luego de más de un año y medio de sesiones virtuales por la pandemia, en la vuelta a la presencialidad en el Senado, una senadora dio cátedra del kimchi, una receta típica coreana.

Magdalena Solari Quintana, de Misiones, habló con pasión del kimchi. Fue en la previa de que la Cámara aprobara por unanimidad el proyecto que establece el 22 de noviembre como el Día Nacional del Kimchi en la Argentina.

“El kimchi es un alimento elaborado a través de un proceso de fermentación cuyo componente principal es el Baechu, una col rizada, y a través de este proceso, conjuntamente con cebolla, ajo y ají picante, se llega a terminar un kimchi”, detalló  Solari Quintana.

“Pero si hablamos solamente de la comida, más allá de que sea deliciosa para su degustación, quedaría muy muy pobre la explicación de lo que es el kimchi. Porque en realidad tiene que ver con la cultura de los coreanos“, siguió.

Y dijo que se puede decir que es “sumamente trascendente” porque hace a su “identidad nacional“. “Representa a los coreanos y es un tesoro y un emblema para ellos”, aseveró.

Dijo que si pensamos que algo que se inventó hace un par de miles de años “hoy está en la mesa de los coreanos cotidianamente tres veces al día, vaya si no es un tesoro o representa a la comunidad”.

Un arte milenario

La senadora definió al kimchi como un arte milenario, ya que dijo que el primer antecedente documental sobre esta comida es el año 289 después de Cristo. “Eso nos puede hacer presumir o aseverar que su invención es de mucho antes”, explicó.

También dijo que cuando se popularizó el kimchi, cada región fabricó distintos tipos. “Hoy sigue siendo de esa manera y siempre me gusta pensar que cada uno de nosotros tendríamos un gusto afín para consumir el kimchi. ¿Por qué no?”, se emocionó.

Y luego encontró la forma de vincular al kimchi con lo que sucedió este miércoles en el Senado, donde hubo fuertes cruces entre el oficialismo y la oposición: “Me parece interesante mencionar, porque tiene que ver con esto que está sucediendo en el recinto hoy, que la comida coreana en su origen no es picante“.

“El picante llega a Corea desde América en el Siglo XVII. Y digo que tiene relación con lo que estamos haciendo hoy en el reciento porque ahí se produce un intercambio cultural y material donde Corea se adueña y se apropia de algo que no es originario de ellos pero que hoy es uno de los componentes del kimchi”, ahondó en su idea.

También aseguró que la elaboración de esta receta tiene un “ritual social” y que a través de tantos cientos de años se sigue elaborando de forma comunitaria.

“Esta forma de elaborar el kimchi valió que la Unesco lo instituyera como patrimonio cultural inmaterial”, destacó.

Solari Quintana tuvo tiempo además de hablar sobre las vasijas donde se elabora este plato típico. “Los onggi (las vasijas), me parece interesante destacar que allí se produce el proceso de fermentación y algunos dicen que son como losas que respiran porque permiten el ingreso del aire y la salida de los gases”.

Por último, destacó que es importante que en la Argentina la comunidad coreana tenga su día del kimchi.

“Estamos a 59 años de que en 1962 comenzamos nuestras relaciones diplomáticas con Corea, que tuvo como resultado la primera ola de inmigrantes que se asentó en la provincia de Río Negro”, detalló, al tiempo que dijo que hoy hay unos 30 mil coreanos viviendo en nuestro país.

Fuente: Clarín

Lo más leído