WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Emilio Monzó en La Brújula 24

“Promover la grieta es un claro síntoma de impotencia a la hora de gobernar”

Además, el precandidato a diputado en la lista que encabeza Facundo Manes habló de su relación con Héctor Gay y de su rol como “armador político”.

Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) están cada vez más cerca y las visitas en la ciudad así lo demuestran. Emilio Monzó, por ejemplo, en medio de sus recorridas de campaña arribó hoy a Bahía Blanca acompañado por Lorenzo Natali.

El tercer precandidato a diputado en la lista que encabeza Facundo Manes –competirá en una interna con Diego Santilli– mantuvo un extenso mano a mano con el periodista Germán Sasso, por LA BRÚJULA 24, en el que se abordaron diversos temas. Imperdible.

Primero, a modo introductorio, Monzó habló de su rol de “seleccionador” de candidatos. “Lo del buen ojo es relativo, porque eso lo tiene la sociedad, yo solo invito a participar a gente que ganó el prestigio por sus propios medios, no es invento, es realidad”, señaló, haciendo alusión a Natali.

Y agregó: “Es generar la confianza para dar el paso, ya que está de moda esa palabra, eso son las seguridades que uno le tiene que dar a personas que tienen una trayectoria y ponen su prestigio en la hoguera de la política, es una cancha distinta. Mi trabajo es generar confianza y en algunos casos da resultado, en otros no, pero sí agradezco a quienes se animaron como el propio Manes, que viene de una profesión privada y da el paso, porque se oxigena mucho este sector. Celebro que Lorenzo esté hoy con nosotros y otra gente que se haya sumado en otros momentos”.

También habló de su distanciamiento con el intendente Héctor Gay. “En su momento me tocó el rol de armador y no me gusta tampoco estar atrás, estoy al frente. Fui candidato toda la vida. A Gay, lo mismo que para Lorenzo, yo no lo hice intendente, lo hizo Bahía Blanca. Es una persona que ganó su prestigio por trayectoria, pero hice el mismo esfuerzo para darle confianza. Trabajé en eso, pero el activo era suyo, no mío. Me extrañó mucho su expresión –dijo que un peronista había armado esa lista-, pero creo que a veces nos salen cosas desde el estómago y se ventilan.

“Me resultó ingrato, con todos, con el radicalismo porque él fue candidato del espacio, y con nosotros que le aportamos esa confianza para serlo. Pero bueno, son momentos de esta vida, estimo que muchas veces se dicen cosas en calentura y creo que se debe haber arrepentido”, aseveró.

Más de Emilio Monzó en La Brújula 24

La grieta. “Tiene un origen netamente táctico y electoral, para quien la promueve es un síntoma claro de impotencia a la hora de gobernar. El gobernante que elige posiciones antagónicas es de menos coraje, de menos huevos. Es mucho más fácil irse a un extremo que negociar, acordar e ir hacia el centro, cediendo parte de lo que nosotros pensamos. Toda nuestra vida está marcada por ceder, cedemos para progresar, no nos imponemos sobre el otro. Y la política es lo mismo, para poder transformar la realidad hay que ceder, encontrar acuerdos con la oposición”.

“Nosotros vivimos una polarización improductiva hace 20 años, que no cambia nada. Y es obvio todo lo que hay que cambiar, vamos al revés del mundo, en un país rico no bajamos la pobreza. Entramos a la democracia con 10% de pobres y hoy tenemos más de 50. Acá hay algo que está fallando que es la inmediatez a la hora de gobernar, porque todo el que asume va al Congreso, dice que va a la unidad de los argentinos y a los tres meses empiezan a hacer campañas políticas mientras están en pleno gobierno. Así nos tienen hace 20 años”.

“Tuve muchas expectativas con Mauricio Macri, y las mismas tuve con Alberto, electoralmente se habló de moderar y la gente los votó con esa expectativa, pero llegaron al gobierno y salieron a intervenir Vicentín. Para mí eso marca la ineptitud a la hora de gobernar, es más fácil eso”.

“Cuando empezó la pandemia y los vimos a todos en una misma mesa había un 80% de la sociedad que estaba de acuerdo. Después se fue todo al diablo, el mundo ha cambiado, hay una desigualdad importante que el capitalismo tiene que volver a reencauzar. Nosotros con una resaca de desocupación y hambre. ¿Qué cambio?, que volvimos a hacer campaña política y de acá al 2023 esto va a seguir igual. Este gobierno ya desaprovechó las posibilidades de reformar las cosas, y ahora ya no tiene tiempo. Ahora lo que puede llegar a hacer es extremar aún más las posiciones”.

“Todavía nos gobierna una generación política de la década del 70, no puede ser que sigamos apelando al pasado como un elemento de discusión política, cuando más que nunca tenemos que mirar hacia adelante. Acá se dejó de proyectar el futuro. Lo que tiene que haber es un cambio generacional, y veo eso en el espacio de Juntos. Estas PASO son una manera de parir una nueva generación política, esa que nació con la democracia. Cuando eso pasa, las palabras acuerdo y confianza tienen mucho más valor”.

“Yo confío en que una nueva generación gobierne desde el 2023. A mí me genera mucha tristeza que una generación del peronismo hayamos sido excluidos por La Cámpora y el kirchnerismo. Pero desde este lado apuntamos a ese cambio generacional y darle oxigenación a la política”.

Macri. “Los expresidentes no tienen que quedarse en la casa, tienen que dar consejos. No comparto para nada que se meta en la campaña, pero que vuelvan Cristina y Macri habla muy mal de nosotros porque no hemos podido conseguir algo superador”.

“En 2015 se armó una alternativa para derrotar al kirchnerismo, pero no estuvo a la altura de las circunstancias. Hoy tenemos que armar una alternativa para gobernar, y en ese camino estamos. Larreta, Manes, Frigerio, hay una generación política en todo el país que tiene que conformar un acuerdo”.


Lo más leído