WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo anunció Kicillof

Cómo funcionará la ampliación del aforo en locales para vacunados

Comenzará a regir el próximo lunes. “El control queda en la responsabilidad social, quien no cumpla deberá afrontar las consecuencias”, dijo el gobernador.

Las restricciones para ingresar a lugares públicos en la Provincia se flexibilizarán para los vacunados. Axel Kicillof anunció que los porcentajes de aforos permitidos para lugares con presencia de clientes se ampliarán para que puedan ingresar personas que tienen colocada por lo menos la primera dosis de alguna de las vacunas.

La medida comenzará a regir a partir del próximo lunes porque es necesario “adaptar y ajustar procedimientos para cumplir con esta nueva modalidad”, según explicaron las autoridades bonaerenses.

Los municipios que están en fase 2 (que hasta ahora tenían vedada las actividades de cualquier naturaleza en espacios cerrados) permitirán un aforo del 30% pero con la certificación de la vacunación que otorga el Estado bonaerense.

QUÉ PASARÁ EN BAHÍA BLANCA

En fase 3, con municipios como Bahía Blanca, que tenían permiso para que los comercios o servicios en lugares cerrados utilicen hasta un 30% de sus espacios, pasará a ser del 50%, porque podrán ingresar un 20% ciudadanos inoculados contra el COVID-19.

Y quienes están transitando la fase 4, podrán extender del 50 al 70% la capacidad de los lugares públicos, siempre con la condición de que ese porcentaje extra haya recibido alguna de las dosis del antídoto contra el coronavirus.

Ahora, Kicillof incluye el “factor vacuna” para habilitar más actividades sociales y comerciales. Para comprobar que está vacunado, el eventual cliente que quiera entrar a un local que está “completo” deberá exhibir el cartón que entregan en los vacunatorios o la app “vacunate PBA” donde consta la fecha de la aplicación del remedio.

“El control queda en la responsabilidad social. Un comerciante sabe cuánta gente puede dejar entrar y donde está el límite. Si no respeta la normativa y hay una inspección deberá afrontar las consecuencias”, explicaron esta tarde en la Gobernación.

Es el mismo sistema de control que existe hasta ahora. La supervisión del aforo en el sector gastronómico y nocturno es casi nulo. “Es responsabilidad de los municipios”, dijeron cerca del despacho de Kicillof.

Fuente: Clarín


Lo más leído