WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Mira el estudio del Conicet sobre adolescentes bahienses en pandemia

El relevamiento se realizó para conocer la percepción en el contexto de pandemia y aislamiento, y los resultados mostraron que la mayoría de los participantes habían experimentado situaciones como "aburrimiento, estrés, cansancio y tristeza".

La docente del departamento de Ciencias de la Salud y de Economía (IIESS UNS-Conicet), María Belén Noceti, brindó detalles sobre el informe que realizó el Conicet sobre cómo pasaron los adolescentes bahienses la pandemia y el encierro.

El Conicet hizo un relevamiento para conocer la percepción de los adolescentes bahienses en el contexto de pandemia y aislamiento, y los resultados mostraron que la mayoría de los participantes había experimentado situaciones de aburrimiento, estrés, cansancio y tristeza.

El cuestionario se hizo en octubre del año pasado y se cerró con los datos obtenidos hasta noviembre, permitió analizar las respuestas de 758 chicos y chicas de entre 11 y 18 años, quienes contestaron preguntas sobre las "emociones en torno a los procesos de aislamiento y, dentro de ese contexto, las emociones referidas a la relación con sus pares y su vínculo con la escuela".

"El factor que genera tal cansancio es la tarea escolar administrada de forma remota, y de manera asincrónica. El reclamo de los adolescentes es por una asistencia sincrónica y la añoranza está fundamentalmente puesta en los encuentros con los amigos", se resalta en el estudio.

Además también remarcó que “muchos nos decían que extrañaban las clases de educación física, los olores y el estar en contacto con gente”.

Por otro lado, sostuvo que "en los chicos de los barrios correspondientes a las delegaciones municipales que suelen denotar mayores niveles de pobreza o que históricamente los han tenido, estuvo presente el componente de la esperanza. En el resto, en cambio, se observó monotonía, aburrimiento y estrés", diferenció.

Como conclusión, Noceti indicó que “claramente los sistemas de educación y salud tienen que trabajar de manera combinada. Porque la hiperactividad agota, cansa y genera otras problemáticas que afectan a la salud mental y a lo físico”.

“Nosotros vimos que la conectividad de los chicos se genera después de cenar y a través de los videojuegos lo cual modifica los hábitos alimentarios y se sueño y genera un desgaste mental y físico”, agregó.

Por último dijo que “se debería priorizar la actividad física y el encuentro”.


Lo más leído