WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Básquet de la NBA

Deck asombra: ya tiene algunos números mejores que Campazzo

En las redes sociales gustó el apodo “Tortuga”, tan paradójico para un jugador en un deporte frenético, el básquetbol. Y en la cancha gusta lo que hace Gabriel Deck, que ya tiene algunas estadísticas mejores que las del propio Facundo Campazzo. Por ejemplo, las de puntos por partido, nada menos.

Y lo consigue en un equipo muy pobre, de los peores del momento en la NBA, que sigue perdiendo y perdiendo. Oklahoma City Thunder cayó en su estadio frente a otro conjunto flojo de la Conferencia del Oeste, Sacramento Kings, por 103 a 99, y Deck sigue sin sentir el sabor de una victoria en la mejor liga del mundo. Sus cuatro partidos terminaron en derrotas. En contrapartida, el santiagueño progresa cada vez y ya está destacándose: este martes fue el jugador que menos minutos de acción tuvo16, y el segundo en anotación, con 16 tantos. Su récord personal, luego de producciones de 2, 8 y 11 unidades.

Además, consiguió tal cifra con alta efectividad: 4 de 6 en dobles1 de 1 en triples y 5 de 6 en tiros libres. Y complementó con 3 rebotes3 asistencias 1 robo. Todo, en esos 16 minutos. Con el mejor +/- del conjunto, dicho sea de paso: +7. Queda en el tintero la duda de por qué el entrenador Mark Daigneault no utilizó más tiempo al inspirado argentino.

Como se dijo, Deck asombra al registrar mejores números que su amigo Campazzo en algunos rubros: promedia 9,2 tantos por encuentro, frente a 5,8 del cordobés, y 5,2 rebotes, contra 1,8 de Facundo. Claro que la ventaja en este último aspecto es más que esperable, dada la función de cada uno (alero o ala-pivote ante base). Y hay que subrayar que transcurrieron apenas cuatro partidos de la carrera de Deck en la NBA, mientras el 7 de Denver Nuggets cuenta ya 59.

Y además corresponde advertir que el 6 de Oklahoma City integra un plantel mucho más limitado en riqueza, con lo cual es más factible destacarse entre esos compañeros, mientras Campazzo está en un conjunto de primera línea, el quinto en efectividad sobre los 30 de la liga. Más allá de las comparaciones, Gabriel Deck está viviendo un estupendo comienzo en la elite del básquetbol mundial.

Ya cosecha elogios en la prensa (que antes de su llegada tuvo reparos) y por parte del director técnico. En un conjunto caótico en su ofensiva, lleno de jóvenes que suelen procurar más el lucimiento personal que la eficiencia colectiva (frente a Sacramento, su compañero Josh Hall empujó a Tortuga cuando éste tenía casi ganado un rebote e hizo que se perdiera la pelota), el santiagueño sobresale con su manual de juego FIBA y su escuela argentina: prolijo, criterioso, juega para el equipo con fundamentos. Cede poco el balón al adversario (0,5 pérdidas por encuentro) y está rápido mentalmente para resolver. En el juego de este miércoles se dio el gusto de lograr por primera vez un triple en su trayectoria en Estados Unidos, pero en ese campo estadístico sí debe mejorar y mucho (1 de 7 en total). El propio Deck lo señala.

En contrapartida, sabe postearse y ganar en el cuerpo a cuerpo, aparecer sorpresivamente cerca del arco, encestar con fadeaways (paso atrás y lanzamiento). Viene creciendo cada vez, y promedia 18 minutos de participación. Como mencionó Daigneault, es un falso novato a sus 26 años y con experiencia, logros y buena figuración en Real Madrid, nada menos. Le quedan por delante seis compromisos para conseguir la efectiva extensión del contrato firmado por cuatro años. El silencioso Deck está diciendo, en la cancha y en las planillas, que bien puede continuar en la franquicia.

Fuente: La Nación


Lo más leído