WhatsApp de Publicidad
Seguinos

INFORME ESPECIAL

"Cuentos del tío" y estafas virtuales: cómo cuidarnos

Los números en Bahía son elocuentes. Los adultos mayores se ubican como principales víctimas, aunque no son los únicos. Recaudos y recomendaciones. En esta nota, la palabra de especialistas.

Por Juan Tucat, redacción La Brújula 24
[email protected]

De un tiempo a esta parte, el número de estafas virtuales y cuentos del tío han evidenciado un marcado crecimiento en toda la sociedad. Y las víctimas se cuentan de a cientos en Bahía Blanca. El dato es concreto, lamentablemente.

Inescrupulosos que se ocultan tras un rostro informático, por ejemplo, para aprovecharse de vecinos vulnerables que acceden a ciertos pedidos y terminan viendo cómo los amigos de lo ajeno se quedan con el fruto de su esfuerzo.

Y no es nada nuevo, claro. Con el avance de la tecnología y la llegada permanente de nuevas herramientas, pensadas desde su esencia para facilitar la vida de las personas, siempre están al acecho aquellos que las usan para quedarse con lo que no les corresponde.

Lisa y llanamente, los ladrones se adecuaron a la modernidad. Por eso tenemos que estar prevenidos. Reconocer ciertos patrones que pueden servirnos de “aviso” y activar nuestros propios mecanismos de defensa.

Números

Para graficar la situación, el equipo periodístico de LA BRÚJULA 24 fue a las fuentes, como siempre. Y los números son mucho más que evidentes.

Si se toma el período comprendido entre noviembre del 2020 y abril del 2021 -último semestre-, nos encontramos con que el número de hechos registrados en todo el Departamento Judicial asciende a más de 540.  De ellos, unos 260 se dieron en Bahía Blanca.

Y si nos remontamos al mismo margen de tiempo, pero del año anterior, vemos un total de 389, siendo 214 en nuestra ciudad. Las estafas van en aumento.

“El contenido es variado, hay de todo, pero lo que predominan son las estafas que se hacen a través de la red social Facebook. Allí, las víctimas entregan datos personales de sus cuentas y se las terminan vaciando”, le dijo a este medio Jésica Rípodas, vocera del Ministerio Público Fiscal.

Y te acercamos un ejemplo: El denunciante cuenta que publicó una bicicleta para vender a través Facebook. Se comunicó una persona y le solicitó el CBU para depositarle los 33 mil pesos que valía el rodado. Luego lo llamó para avisarle que le había depositado por error la suma de 330 mil. Le pidió que fuera al cajero y que ahí se iba a comunicar para poder hacer la devolución, pero en ese ardid le solicitó algunos datos personales, con los cuales el malviviente le terminó robando sus ahorros.

Fernando Moreno, locutor y webmaster de LB24, es un apasionado por todas las novedades del universo tecnológico. Por eso, su palabra toma relevancia a la hora de hablar sobre prevención. “Con respecto a las estafas virtuales, lo primero a tener en cuenta es que las entidades bancarias nunca envían correos que contengan links que nos llevan a hacer un cambio de contraseña del home banking, por ejemplo. No se deben hacer caso a estos correos. Pueden mandar información sobre productos, de todo tipo, pero nunca un solicitar cambios de contraseñas”, remarcó el profesional.

Y agregó: “Con respecto a otro tipo de estafas, no hay que hacer caso nunca a los llamados telefónicos que dicen ser de bancos o financieras. Son personas que suelen acceder a los datos correctos y piden hacer cambios de términos y condiciones. No hay que pasar códigos de SMS que provengan de los bancos a nadie, esos son trámites personales, no pasa nunca por terceras personas”.

“Otra cuestión para prestar mucha atención es que cuando se reciben mails de bancos y uno hace clic en algún link, hay que fijarse que la dirección web sea la oficial y no una dirección que contenga caracteres raros. Tiene que ser bien clara, es importante verificarlo siempre.  Puede tener el aspecto del sitio oficial, pero arriba hay que cerciorarse que sea la correcta”.

“Otra de las cosas a saber es que ante la llamada de un supuesto representante que nos insta a ir al cajero automático para hacer un cambio de clave, nunca hay que hacer caso. Ningún trámite requiere que uno vaya al cajero y suministre una clave por teléfono. Ante un pedido de esas características hay que cortar la comunicación de manera inmediata”, cerró Moreno ante la consulta de este medio.

Recaudos

“La ingeniería que usa esta gente afecta no solo a los abuelos, que son uno de los puntos más vulnerables de esta cadena, esto le puede pasar a todo el mundo porque lo tienen tan aceitado que uno considera que lo están llamando de instituciones bancarias”, aseguró Federico Montero, delegado del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Punto importante para los denominados "cuentos del tío".

Además, reiteró un comunicado emitido hace algún tiempo alertando a la población sobre ello:

  • ¿Cómo funciona la estafa telefónica?

Una persona te llama por teléfono y, engañándote, procura información valiosa

  • ¿Cómo logran sacarte datos?

Mediante técnicas de ingeniería social crean situaciones donde un familiar está en peligro y el estafador es el intermediario

  • ¿Qué es la ingeniería social?

La ingeniería social, en seguridad informática, es la práctica que permite obtener información confidencial a través de la manipulación de las personas.

  • ¿Qué tipos de llamadas hacen?

Desde un CallCenter: haciéndose pasar por personas que trabajan allí.

Para ayudar a un familiar: asustándote con que un familiar está en peligro.

Ofreciéndote ayuda económica.

Te dicen que tienen un familiar retenido y piden dinero.

Te llaman de un banco para validar datos y así entran en tus cuentas.

  • ¿Cómo debés protegerte?

Chequeá la identidad de las personas con las que hablás.

Ante la duda, cortar y llamar vos a los números de tu propia agenda.

Si es una llamada comercial, cortá y llamá a los números que figuran en internet como números de atención al cliente

No contestes llamados de números desconocidos.

No des información por teléfono, por Whatsapp o por SMS sobre tarjetas de créditos, datos personales ni  contraseñas.

Recordá que los bancos no piden información telefónicamente, ni envían personas a tu domicilio a buscar dinero.

“Detrás de esta modalidad hay una gran ingeniería, es un delito que se perfecciona día a día y afecta a distintos grupos etarios ( haciendo foco en adultos mayores ) y a distintos grupos sociales”, concluyó. 

Estafas piramidales

Por último, para darle un cierre a este informe, contamos con el aporte del economista Mauro Trellini, quien además es columnista del programa "Bahía Hoy". En el mismo, se refiere a una modalidad delictiva que de igual modo viene en alza: las estafas piramidales.

"Son una forma moderna de robarle el dinero a la gente, confiando en su buena intención y en las posibilidades futuras de grandes ganancias sin riesgo. Se conocen como piramidales porque funcionan cuando nuevos aportantes o jugadores que entran al 'negocio' y le dan los recursos, ponen el dinero, con el que se le paga al anterior integrante que ya estaba esperando ganar", indicó el especialista.

Y añadió: "No genera valor agregado genuino, propio de una actividad de producción ya sea tangible o intangible. Este fenómeno es un poco la remake de lo que hace 100 años empezó a conocerse como estafas de estructura o sistemas Ponzi, que fue un italiano que llegó a Estados Unidos y se aprovechó de ciertas cuestiones de información con estampillas internacionales".

"Básicamente lo que hacía era pedir dinero prestado con el cual generaba la confianza, dado que aportaba sus activos o garantías por otros que habían aportado antes, y entonces gracias a ese nivel de endeudamiento se generaba un activo con el que salía pedir prestado para pagar la deuda anterior diciendo que ese activo era propio".

"Ese esquema funciona siempre y cuando se puedan conocer nuevos aportantes y de esa manera se pagan los compromisos anteriores, obviamente con una brecha en el medio que genera la ganancia para quien hace todo este circuito. Esto ya pasó a sistemas financieros, bursátiles, hoy comúnmente conocido como Mándala, en el cual lo que entran en el juego, ponen dinero y están obligados a salir a buscar nuevos aportantes", señaló Trellini.


Lo más leído