WhatsApp de Publicidad
Seguinos

el jueves anunciarían restricciones

Expertos pidieron al Gobierno nacional profundizar controles

Junto a funcionarios, aseguraron que las medidas no se cumplen.

Como hace quince días, Santiago Cafiero, Carla Vizzotti y los principales ministros del gabinete volvieron a escuchar este lunes a los expertos en la antesala de las medidas que el Gobierno planea intensificar hacia fines de la semana para tratar de contener la segunda ola de coronavirus, y que esta vez buscará consensuar con la administración porteña, tras dos semanas de acusaciones y fallos judiciales cruzados. Así lo publica hoy el diario Clarín.

"Pidieron 72 horas para evaluar los datos y hay mucha preocupación para que no se relaje ninguna medida", aseguraron fuentes oficiales después del encuentro, de una hora y media, que contó además con los ministros Eduardo "Wado" de Pedro, Agustín Rossi y Sabina Frederic.

A diferencia de hace dos semanas, los expertos abundaron, según las fuentes, en un dato que empezó a inquietar en las últimas horas en paralelo a la ocupación de camas: la posibilidad, no muy lejana, de que empiece a escasear el oxígeno.

Esta vez, no hubo pedidos de "cierre total", como el anterior encuentro. Pero por una sencilla razón: los expertos consideran, según remarcaron en la reunión, que esa carta podría ser necesaria para jugarla más adelante, en los meses más crudos del invierno. Tampoco hubo unanimidad, como hace dos semanas, en mantener las escuelas abiertas. Una suspensión inconsulta de Alberto Fernández de hace dos semanas que quebró el vínculo con Horacio Rodríguez Larreta, que todavía insiste con sostener hasta el final la bandera de la presencialidad.

La ocupación de camas de terapia, muy cerca de la saturación en el Área Metropolitana, es aún la variable que más preocupa a las autoridades. La Ciudad, de hecho, dispuso este lunes de un agregado de 50 camas a las alrededor de 450 del sistema público. En ese sentido, en los últimas dos semanas, el gobernador Kicillof y sus colaboradores ya habían pedido a viva voz un confinamiento mucho más estricto frente al exponencial aumento de contagios.

Los especialistas y los funcionarios, sin embargo, también se mostraron preocupados por el resto del país. Mendoza, por ejemplo, volvió a pedir en las últimas horas más respiradores, confirmaron desde Casa Rosada. Y en Entre Ríos empezaron a derivar pacientes a Rosario. El Presidente tiene previsto conversar por regiones con los gobernadores antes de anunciar posibles restricciones: el DNU vigente vence a las 0 horas del viernes. 


Lo más leído