WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En diferentes barrios de la ciudad

Alerta por un sujeto que simula vender bolsas de residuos y acosa a mujeres

El posteo de una joven bahiense en Twitter, en el que cuenta su traumática experiencia, se hizo viral y generó que otras mujeres también denunciaran haber vivido situaciones similares.

El posteo de Aluminé, una joven bahiense que vivió una situación traumática el último domingo se hizo viral en las redes sociales y provocó la reacción de otras mujeres a las que también les tocó atravesar un hecho de similares características.

Según contó Aluminé, un repartidor de bolsas de residuos se acercó a ella mientras caminaba por Alvarado al 600 y con la excusa de pedirle la hora, la empujó contra la pared e intentó obligarla a que le diera su número telefónico.

“Como mujeres es normal que día a día vivamos situaciones horribles en la calle pero hoy me tocó vivir la que por el momento fue la peor para mí. Iba caminando por Alvarado al 600 y un tipo en bici se frena, me pide la hora y todo el tiempo me decía tranquila que no hago nada”, escribió.

“Me alejo un toque y le digo la hora, se baja y me empieza a ofrecer bolsas, le repetí como 5 veces que no tenía plata hasta que me empujó contra la pared, me agarró y me dijo “entonces te callás y me das tu número de teléfono”, por suerte pude pegarle y gritar hasta que me soltó”, agregó.

“Se subió a la bici y se fue (dejo todas las bolsas tiradas). Un domingo a las 18hrs, iba toda encapuchada por el frío, yendo a lo de mamá. Ya no quiero volver a salir, no importa el día, la hora o la zona. Iba caminando feliz, imaginándome bailecitos y ahora estoy escribiendo esto mientras no puedo dejar de llorar, ni temblar. Es triste tener que pedir esto pero por favor chicas, tengan mucho cuidado”, cerró.

Luego, Aluminé compartió una descripción de esta persona, mencionando que “era un hombre de unos 30 y pico, flaco de 1.70 aprox, morocho, pelo largo (no hasta los hombros pero casi), llevaba puesto un gorro negro y una campera de abrigo (de esas de pluma) color roja”.

Su relato alertó a otras mujeres, quienes vivieron situaciones similares en diferentes puntos de la ciudad.


Lo más leído