WhatsApp de Publicidad
Seguinos

crece la preocupación

Incendios en Córdoba: "El fuego se sigue extendiendo"

Lo aseguró Marcelo Godoy, Jefe de la Federación Centro Sur de Bomberos Voluntarios. "El pronóstico de lluvia parece que no se cumplirá", lamentó. Diez brigadistas de la región se sumaron a la tarea de sofocar las llamas.

Los incendios que afectan a un importante territorio del país, pero que tienen su epicentro en la provincia de Córdoba, no dan tregua y lejos de ir cesando en su intensidad, existen distintos sectores donde el fuego parece estar totalmente fuera de control.

En las últimas horas, diez brigadistas de Médanos, Sierra de la Ventana, Monte Hermoso y Tornquist se sumaron a la difícil tarea, junto con dos camiones y otros elementos vitales para prestar colaboración, en un escenario donde sus colegas están exhaustos y los lugareños, preocupados.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, Marcelo Godoy, de la Federación Centro Sur de Bomberos Voluntarios y una de las máximas autoridades en el cuartel de Ingeniero White, describió el panorama que se vive por estos minutos.

"Por el momento la situación es complicada, lejos está de haber una extinción total. El pronóstico que indicaba un descenso de temperatura y algunas lluvias parece que no se va a cumplir", reflexionó Godoy, en su charla con el programa "Hoy También".

Y agregó, con relación a los bomberos que viajaron de distintas localidades de la región: "La idea es que puedan relevar por zonas, brindar apoyo a los camaradas. Normalmente, un bombero trabaja dos horas y descansa hasta que vuelve al despliegue físico. Ellos están en forma permanente en el lugar y el momento en el que cesan el trabajo es para tomar un poco de agua".

"Por estas horas, lo que se hace es programar el ataque al fuego, para conocer las causas habrá que esperar. Todo lo que se quema en un par de semanas, tarda muchos años en recuperarse porque la naturaleza tiene sus tiempos", enfatizó, reiterando el pedido a la gente para sea consciente hasta cuando arroja una colilla de cigarrillos.

Por último, volviendo a la labor que se desarrolla en Córdoba, sostuvo: "Es una zona de mucha sequía, con pasto que se convierte en un combustible ideal para que las llamas encuentren un terreno propicio para avanzar".


Lo más leído