WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Encendido discurso

"¡No se vayan, hay un país que construir!", el mensaje del Presidente a los jóvenes

"Hay argentinos que los necesitan... Lo que hace falta es que todos nos arremanguemos y hagamos el esfuerzo para construir un mejor país", dijo.

En un encendido discurso en el que repudió la protesta contra Ricardo Lorenzetti y reconoció que la Argentina sufrió más muertes que las esperadas por la pandemia de coronavirus, el jefe de Estado se refirió a los argentinos –en su mayoría jóvenes de 25 a 40 años– que pretenden irse a vivir al exterior en medio de la severa crisis económica que atraviesa el país.

“Días atrás escuchaba un formidable discurso de Máximo que llamaba a la reflexión sobre esta nueva retórica de que los argentinos se van”, introdujo el jefe de Estado en alusión al diputado nacional Máximo Kirchner y un reportaje que brindó el fin de semana en el que se refirió a la cuestión.

Y continuó: “¡No se vayan, hay un país que construir! Hay argentinos que los necesitan... Lo que hace falta es que todos nos arremanguemos, que todos nos pongamos de pie y todos hagamos el esfuerzo para construir un mejor país".

No es el primer momento de la historia en que muchos argentinos se plantean la idea de emigrar. La última fue a comienzos de siglo, antes y después de la crisis de 2001.

En rigor, las palabras de Máximo Kirchner tuvieron otro tono. Ayer, acusó a la oposición y a los medios de querer instalar la idea de que muchos argentinos planean dejar el país. Y aseguró: “Más allá de esa cuestión que quieren imponer de que los argentinos y argentinas tienden a irse del país, los argentinos y argentinas se van a quedar en su país, lo van a sacar adelante, lo vamos a poner de pie y vamos a tratar de construir un futuro mejor".

El jefe de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados criticó con dureza a todos aquellos que están pensando en pisar un aeropuerto apenas se levanten las restricciones sanitarias, en lugar de quedarse y pelearla para construir un futuro mejor. En este sentido recordó “la cantidad de argentinos y argentinas que empezaron a volver cuando asumió Néstor”, en alusión a los científicos y científicas que regresaron para sumarse al CONICET.

Insistió en que “hay gente que está tratando de quebrar la esperanza y la voluntad de la sociedad en un momento de agobio y opresión” y llamó a “dejar de lado la miserabilidad que estamos viendo y sacar a la Argentina adelante”. Para el jefe de bloque kirchnerista en Diputados, “no es el Gobierno el que está en una situación compleja, sino todo el mundo”.

Pero más allá de que la sociedad entiende que el panorama económico mundial también es complejo, el 50,8% de los argentinos ya está pensando en el día después de la cuarentena, según el relevamiento realizado por aquión Research Strategy, junto con las compañías Inclusión y Gestión Aplicada.

(Fuente: Infobae)

CONDENÓ EL ESCRACHE A LORENZETTI

El presidente Alberto Fernández condenó el escrache realizado en la casa de Ricardo Lorenzetti con un enérgico recurso pronunciado durante la inauguración del hospital municipal Néstor Kirchner, ubicado en Escobar. “Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti, que ayer en su provincia sufrió el acoso, el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al gobierno que fueron a presionar a un juez que tiene que tomar una decisión. Me solidarizo con él, me solidarizo son Sergio (Massa) que vivió lo mismo en su casa. Me solidarizo con Cristina, que lo vive en su casa permanentemente. Llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. Esto no tiene nada que ver con la democracia. Eso es el más vil de los escraches, propio del fascismo y del nazismo”, aseguró el jefe de Estado.

A horas de que la Corte Suprema de Justicia se expida sobre la situación de los jueces que fueron desplazados por el Gobierno, un grupo de personas protestó frente a la casa de Lorenzetti, en la ciudad santafesina de Rafaela. La movilización fue repudiada por referentes de todos los espacios políticos y este lunes sumó una condena pública del Presidente.

Junto a Axel Kicillof, Máximo Kirchner y otros dirigentes, Fernández planteó que las protestas registradas recientemente en los domicilios de Lorenzetti, Massa, Cristina Kirchner y hasta en la Quinta de Olivos no son formas democráticas de reclamar y pidió que haya un punto de inflexión en la forma que algunos sectores de la oposición han decidido movilizarse en las últimas semanas. "Sabemos que tenemos disensos, es parte de la democracia, pero el respeto al otro es central para la convivencia", aseguró.

En el mismo acto realizado este mediodía en Escobar, Fernández reconoció por primera vez que la pandemia provocó más muertes que lo esperado en la Argentina. Dijo que esa situación debe impulsar a toda la ciudadanía a ser más responsable y entender que el virus está circulando.


Lo más leído