WhatsApp de Publicidad
Seguinos

rafael emilio santiago

“Personajes como Ameri son los que deciden las leyes para todos nosotros”

Nota esperada si las hay. Como cada viernes, el gran Rafael Emilio Santiago desarrollo su columna en el programa “Bahía Hoy”, por LA BRÚJULA 24, y dejó una serie de muy interesantes conceptos.

Primero, lógicamente, el experimentado periodista bahiense le dedicó un párrafo al bochorno vivido en las últimas horas en la denominada como “SEXión” en Diputados. “Yo venía bien hasta que este asunto del legislador Ameri, porque si uno se pone a pensar, personajes como este marcan las leyes que nos van a regir a nosotros”.

“Y justamente cuando se estaba hablando del tema jubilaciones, pero este hombre no sabía lo que se estaba tratando. Además, eso me llama a otra reflexión: en un momento de emergencia médica en todo el país, esa chica consiguió quirófano y todo para operarse”, resaltó indignado.

Y luego, fue el momento de los recuerdos. “Antes de eso, revisando material de trabajo que tengo guardado durante años, hay tres recuerdos interesantes, de coberturas añejas. Me encontré con mi credencial del Mundial 78, el nuestro, que no era fácil conseguir. Era una credencial que abría las llaves del reino”.

“Hoy la mirás y es un plástico decepcionante, demasiado simple, tiene un aire escolar. Te habilitaba a entrar, siga. Alcanzó a ser de color la foto, aunque no había datos importantes sobre la persona, apenas un documento, el logo y el año. Una construcción tan precaria que la había olvidado”, señaló Santiago.

Y agregó: “Es curioso porque acá el Mundial lo organizó el Proceso Militar y era muy fácil de falsificar. Si se compara con la última cita grande que me tocó cubrir, en 2012, la diferencia era mayúscula. Una segunda mirada te lleva a otro paisaje menos optimista, porque la identificación nace del miedo, de la chance concreta de que ese portador pueda ser, por ejemplo, terrorista”.

A modo de comparación, el periodista bahiense recordó que “cuando los chinos organizaron los Juegos Olímpicos extremaron minuciosamente el detalle de las reglas a seguir y blindaron su capital. No había forma de apegarse de los vehículos de la organización. No había policías sueltos, había grupos de 16 muñequitos todos iguales, pero la realidad es que eran muchos”.

“Una uniformidad inquietante. Mucho antes habían enviado un kit, como queriendo mostrar que no podías decir que no estabas avisado. Y después las horas de viaje, 4 vuelos para poder llegar. Recepción, mucha sonrisa, todo sobre ruedas hasta que uno de los tantos que estaban ahí me dice que faltaba un 0 en el documento, el 0 a la izquierda. Ahí se acabaron las reverencias y me pidieron que volviera al otro día, rodeado de docenas de personas como en todos lados”, explicó.

Y cerró: “Fue un rato largo, no era su culpa porque había que usarlo el 0. En un instante perdí las ventajas de la prensa, tenía que hacer cola para todo en un país con 1400 millones de personas. Después me ayudó el jefe de prensa del Comité argentino, con el que nos llevábamos bastante bien, e incluso me dio su entrada para el desfile inaugural”.


Lo más leído