WhatsApp de Publicidad
Seguinos

vendió 20 mil entradas

Abel Pintos brindó un show que se vio por streaming y se escuchó por radio

Online, para los que quisieron ver su recital, y a través de la AM870, para los que prefirieron escuchar.

Con una lista de más de treinta canciones, Abel Pintos subió a las 21, puntual, al escenario de la Usina del Arte, para ofrecer su primer streaming en vivo como concierto en solitario (fuera de los festivales online o las actividades solidarias) desde que comenzó la cuarentena y el distanciamiento social, decretados por la pandemia Covid-19.

Sin palabras que mediaran entre una canción y la siguiente, varios de los hits de Abel fueron transcurriendo en los primeros minutos, en ese raro "mix" de estos tiempos, en el que los conciertos, que carecen de público, tiene la fuerza del vivo pero, a la vez, la búsqueda de la precisión de las grabaciones de estudio. "Cómo te extraño", el tercero de esta lista, tuvo esa mezcla de pasión con el minucioso cuidado del detalle. Toda esa primera parte transcurrió en una penumbra sugerida, que se prolongó hasta el último minuto del show, con un seguidor que hizo foco sobre el cantante.

Sin prisas pero sin pausas, preparó bloques de canciones (entre siete y diez en cada uno), que marcaron distintos momentos del recital. La balada "Sin principio ni final", por ejemplo, inauguró un bloque donde prevaleció el toque intimista. Si esta salió en versión de voz y piano, la siguiente, "Mariposa", sonó en modo guitarra y voz. Quizá, a la garganta de Abel le costó un buen rato tomar la temperatura ideal en este recital. Pero a pesar de que tiene 36 años y de que las voces masculinas, en general a partir de esa edad, o especialmente bordeando los 40, comienzan a desarrollar su madurez y su calidez, tiene mucho oficio como intérprete. La interpretación termina imponiéndose en sus shows. Y, por supuesto, en este. En ese sentido, el lugar que ha ganado en muchos escenarios tiene que ver con esto. Abel no regresa cada verano a escenarios folclóricos porque hace 25 años fue el precoz niño que apareció en el escenario de Cosquín, sino porque hoy entrega versiones poderosas y, a la vez, despojadas, como la de "El Antigal". A capella, de principio a fin.

Abel no pudo ver ni una sola cara, pero supo (mientras cantaba, alguien se lo habrá dicho en el monitor de los auriculares que llevó en sus oídos) que hubo 20.000 que compraron la entrada y otros tantos que escuchaban por radio, en la AM 870 de Radio Nacional.

"¿Qué estarán haciendo? Son un montón de cosas que se me pasan por la cabeza en este momento que no hay una canción sonando. Cuando sonaron las canciones, nos encontramos. Ojalá no se les haya hecho largo, a nosotros se nos pasó como si hubieran sido tres minutos, como si hubiera sido una sola canción", dijo para despedirse, antes de cantar "Piedra libre".

La previa del concierto estuvo a cargo de la conductora televisiva Eleonora Perez Caressi, que dio detalles del show y repasó los últimos movimientos musicales de Abel, especialmente sus últimos estrenos: la canción "El hechizo", junto a Beatriz Luengo, que presentó con un video, en abril pasado, y el reciente "Piedra libre", que le dedicó a su hijo, que nacerá pronto. Bastante ocupado estará Abel en los próximos meses. Ya tendrá tiempo para pensar en un nuevo streaming, en el lanzamiento de su nuevo disco, que ya tienen listo, y en cómo retomará su agenda de shows, una vez que se supere este tiempo de pandemia y se vuelva a la "vieja" normalidad.

Fuente: La Nación


Lo más leído