WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SE DIJO EN LA BRÚJULA 24

El tenis sigue reclamando su regreso: "Que se pongan los pantalones y tomen una decisión"

"Si desde hace una semana se puede ir a un bar, a sentarme con una una persona que no vive conmigo a menos de un metro y medio, ¿por qué no puedo estar a 20 metros de otro jugador jugando al tenis?", dijo Amaranta Spinelli, profesora de nuestra ciudad.

Mientras se siguen habilitando nuevas actividades y se reabren más locales comerciales, los deportes individuales aguardan por una determinación a nivel provincial y local. Y mientras tanto, los profesores y los responsables de los emprendimientos vinculados a las diversas actividades, comienzan a perder la paciencia.

Amaranta Spinelli, profesora de tenis, fue una de las que alzó la voz solicitando el retorno de su deporte, teniendo en cuenta que la actividad ya está habilitada en 20 provincias del país y que, inclusive, ya se están jugando torneos en diferentes partes del mundo.

"No soy de meterme en la labor de nadie, pero quiero que se respete mi área. No pido otra cosa que poder trabajar. El mantenimiento de las canchas de tenis tienen un costo es inmenso y si las dejó estar, se destruyen. Entonces, si desde hace una semana se puede ir a un bar, a sentarme con una una persona que no vive conmigo a menos de un metro y medio, ¿por qué no puedo estar a 20 metros de otro jugador jugando al tenis?", reclamó.

"Si fueran claros en las decisiones que se toman, estaríamos acompañándolos. La Asociación Argentina de Tenis presentó el protocolo a mediados de abril, pero acá no se reanudó la actividad. Por eso, pedimos que se pongan los pantalones y tomen cada caso como corresponde. Yo estoy hablando de tenis, pero hay muchas otras personas en mi misma situación", agregó.

Spinelli aseguró que se puso a disposición de las autoridades deportivas de la ciudad para colaborar desde cualquier lugar y mencionó que ya existen protocolos adecuados para el regreso del tenis.

"Nos vienen amagando desde hace rato. Es una frustración enorme y en ciertos puntos te sentís manoseado. En una clase de tenis, cada uno llevará sus pelotas y no habrá contacto prácticamente entre el profesor y el alumno. Queremos que sean coherentes con las determinaciones que se toman, a nivel mundial se está jugando al tenis sin inconvenientes y en Bahía también se podría sin problemas", completó.


Lo más leído