WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Intervención y expropiación

Alberto Fernández sobre Vicentín: "Me equivoqué, pensé que iban a salir a festejar"

El mandatario dijo que no es "un loco suelto" que "anda con una chequera de expropiaciones". También criticó a la oposición: "nadie me acercó una propuesta diferente".

El presidente Alberto Fernández sostuvo este lunes que evaluó mal la reacción social que generaría la intervención de la cerealera Vicentin y aseguró que no es un "loco suelto" que anda "con una chequera de expropiaciones".

"Cuando miro para atrás y me pregunto qué hice mal en Vicentín, veo que me equivoqué porque pensé que estaba más asumida la situación de crisis. Pensé que iban a salir a festejar. No pasó, empezaron a acusarme de cosas horribles", explicó el Presidente en una entrevista con el programa Factor UV, por FM La Patriada.

En ese línea, señaló que ante la reacción negativa se quedó “esperando que alguien traiga una mejor solución”. “Pero nadie me la ha traído”, lamentó. Además, sostuvo que no quiere vivir en un país en que “cada decisión se convierte en un Boca-River” y afirmó que se mantiene “muy respetuoso de la propiedad privada”.

“Salgo y digo que me preocupa lo que está pasando con la principal exportadora oleaginosa del país y me dicen que soy un chavista que quiere expropiar. Si quisiera expropiar, no expropiaría una empresa en quiebra sino una cerealera floreciente”.

Fernández se mostró molesto con la situación que tuvo que atravesar con el tema de Vicentin. “Es la Argentina insólita. Cuando miro para atrás y digo qué hice mal en Vicentin: yo me equivoqué porque pensé que estaba más asumida la situación de crisis. Pensé que iban a salir a festejar. No pasó, empezaron a acusarme de cosas horribles”, indicó.

“Soy muy respetuoso de la propiedad privada. Pero el Banco Nación también es propiedad privada”, aseguró, defendiendo así el camino que siguió el gobierno nacional para intervenir la empresa Vicentin y proponer un plan de expropiación que parece haber quedado en el olvido por no tener el consenso suficiente en el arco político y la sociedad.

Por otra parte, apuntó con la oposición. Especialmente contra Juntos por el Cambio. “Siento que la oposición encontró en el 2015 un método, el de la demonización absoluta, diciendo que iba a ser un país como Venezuela (si gobernaba el peronismo), pero los que hicieron un país como Venezuela, con una inflación galopante, fueron ellos. Ahora es como que quieren volver con esa retórica”, destacó.

En referencia al discurso que realizó el 9 de Julio en el que advirtió que había llegado a la Casa Rosada para terminar con los “odiadores seriales”. “Lo que yo quiero es que tomemos las cosas con otra seriedad. El camino del odio no conduce a ningún lado. Esto no quiere decir impunidad ni olvidarse de lo que cada uno hizo”, señaló, al tiempo que remarcó: “Cuando odias solo estás mirando para atrás, lo que hay que hacer es mirar el futuro”.

(Fuente: Infobae)

Lo más leído