WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la columna de santiago

"Redistribuir a la población no es mala idea; pero desconfío de que se haga bien"

Rafael Emilio Santiago entregó destellos de su talento esta mañana en su habitual columna de los viernes, un bálsamo para cerrar la semana en LA BRÚJULA 24, en el marco de su charla de café semanal con el periodista Germán Sasso.

El magistral análisis

"La cuarentena es demasiado larga y no le ves el final. Cuando la última aparición de la fiebre amarilla en Buenos Aires, con menos de 200 mil habitantes, la plaga acabó con el 8% de la población, en especial inmigrantes negros y pobres que se hacinaban en los conventillos. Investigadores consideran que allí se originó lo que se conoce como barrio Norte".

"En estos días, observadores calificados sospechaban que al final del camino, muchos se mudarán para dejar de ser porteños, escaparse del área metropolitana y que durante décadas muchos se ufanaban de pertenecer a ese lugar. Semejante ciudad, si no tenés un buen pasar, no es fácil de vivirla. Muchos parece que disfrutaban de las colas y en vacaciones eligen Mar del Plata para seguir haciendo fila".

"En estos días escuchaba que el AMBA y Patagones tienen el mismo tamaño, aunque hay una densidad poblacional bien diferente. Tiempo atrás, un grupo de amigos recorrimos el sur, entre ellos Santa Cruz que es más grande que todo el Reino Unido. En esa provincia los animales cruzaban la ruta y no había alambrados. Un inmenso y difícil paisaje desaprovechado que podría ser tentador para ciudadanos nuestros que están amontonados".

"En la escuela nos enseñaban que éramos federales, pero hoy más que nunca notamos que somos unitarios. El 90% del problema reside en Capital y su zona. No sería malo repoblar Argentina y volver a diseñarla, pero no tengo fe en quienes pueden encarar el proyecto que están más preocupados en la figura del Baby Etchecopar. Aquello de Viedma como capital del país nunca lo creí ni lo vi factible. Hubo gente que se instaló allí".

"Antes, mi auto cada vez valía menos, como pasa con los viejos de los que el presidente se queja porque vivimos mucho. El impuesto por la patente también bajaba. Hoy, mi vehículo paga el doble por este impuesto y uno nunca sabe por qué. La intención de repoblar el país no es mala, es inteligente. Para eso deberemos esperar que pase este azote. La duda es, quién conduce, sabiendo que cosas más simples cuestan. Si incluso, para el resto del país, los bahienses somos porteños".


Lo más leído