WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Moreno criticó a Alberto por no ser peronista y le pidió "que defina el rumbo"

Además, el secretario de Comercio Interior durante el kirchnerismo consideró que la intervención de Vincentín "está por fuera de la ley".

El ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, evaluó la difícil situación que atraviesa el país y se mostró crítico del gobierno de Alberto Fernández, con el cual se diferenció políticamente y lo instó a que defina el modelo económico que afrontará el país, incluso durante la pandemia.

En primer término, Moreno --en diálogo con LA BRÚJULA 24-- se refirió a la polémica medida tomada con la expropiación de la empresa Vicentín: "Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada. Imagínense lo que hubiese sido el sátrapa de Macri con esta facultad, contando plata ajena. La intervención está por fuera de la ley. El nuevo administrador lo debe designar un juez. No es el presidente el que cuenta el dinero".

"Esto es producto de no saber. Valió la pena lo que dijimos en los medios, sino hubiera sido una barbaridad. No se trata de que Alberto quiera o no, directamente no puede. Tomar la posición de los accionistas privados que son los que se apropiaron de la empresa ilegalmente es demasiado. Tomó la posta del argumento de los apropiadores y hablar en Bahía Blanca de ese tema tiene una historia muy densa. Me parece que Alberto cometió un error conceptual aún peor", sentenció el economista, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y añadió: "El otro accionista, casualmente, se había quedado con la empresa en la sala de tortura. Tener muchachos de esas características pinta de cuerpo entero la situación. Mayoritariamente no estoy de acuerdo con la conducción de Alberto Fernández. El jefe de Gabinete habla de un gobierno posmoderno. La única posibilidad de tener un gobierno exitoso es hacer un plan económico acorde y que debería empezar ahora, no esperando a que termine la pandemia".

"Estoy parado en el peronismo, no me referencio ni con Alberto ni con Cristina. Estamos dentro del movimiento Justicialista. Es mentira que sangro por la herida porque no me dieron ningún cargo. Tenemos que volver a entender que la política es el bien común. Lo que se está cometiendo con Vicentín es una tontería cuasi radical", sintetizó el ex funcionario en otro segmento de la entrevista radial.

Respecto a la manera de llevar adelante el país, Moreno enfatizó que "el Poder Ejecutivo es unipersonal, tiene una visión del mundo incorrecta y hay un ciclo económico terminado. Para fin de año tendrás otro país. Hay una visión de Massa y sus economistas que no incluye a todos los argentinos. Esa es la gran discusión, una opción a mi entender equivocada sería ponderar el modelo de Brasil. Muchos mencionan que el ciclo económico que empezó con el actual gobernador tuvo su continuidad con el ex presidente. Esto ya lo vimos después del menemismo, donde De la Rúa no revirtió la situación".

"El ciclo de producción y trabajo lo comenzó Duhalde y lo terminó Cristina. Luego vino el de especulación y la renta se terminó. No se puede seguir como hasta el momento. La pregunta es si la nueva etapa incluye a todos o como en Brasil el 40% de la población queda afuera. Quien encabece el proceso, heredará una pobreza del 55%. Massa mostró a su equipo económico (Redrado, Melconián, entre otros) y me pregunto de qué lado está. El rumbo se define en el precio de la energía y en el del alimento. Hoy, si no tenés industria, no tenés trabajo", recalcó.

Moreno expuso que "es ahí donde se define a los ganadores del modelo y hasta dónde llega. Por eso es tan importante lo que pasa ahora. Alberto Fernández está pensando en lo que viene y es ahí donde juega la política, si se excluye o no a una porción de los argentinos. No alcanza con contar lo que pasó, sino lo que viene. El ministro de Economía (Martín Guzmán) no tiene nada que ver con nosotros. Acá no se discute si seremos un modelo especulativo o uno de trabajo. Viene este último porque hay que pagar. El debate es si será para todos como postula el peronismo, o para algunos".

"Es mucho más lo que no sabemos de coronavirus que lo que sabemos. Creo que le faltó convocar a otras cabezas para definir la continuidad de la cuarentena. La lapicera la tiene Alberto Fernández, no la tiene Cristina Fernández. El que piensa que va a ser un chirolita, no lo conoce. El problema es que él tomará las decisiones. Yo soy peronista y tengo miradas distintas. Él un día dice que es demócrata, otro día es peronista y su jefe de Gabinete afirma ser posmoderno. Y hasta lidera un partido llamado Parte. A Ricardo Alfonsín le gusta todo lo que no sea peronista, por eso simpatiza con el actual Presidente", cerró el histórico dirigente.

Lo más leído