WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Coronavirus

"Ningún profesional de la salud se enferma porque quiere", dijo la enfermera recuperada

Tras regresar a su casa, luego de recibir el alta médica, Elba Mansilla (33), jefa de enfermería en el Hospital Penna, pidió en LA BRÚJULA 24 que la gente no se relaje, porque el riesgo aún es muy alto.

Su preocupación ya no pasa por si tiene o no fiebre. Elba Mansilla (33), jefa de enfermería del Hospital Regional Dr. José Penna, cuenta los días que le restan de aislamiento y espera por sus hisopados negativos para regresar al campo de batalla y seguir colaborando en la recuperación de pacientes con coronavirus.

Así lo mencionó esta mañana en el programa La Mesa Dominguera, de LA BRÚJULA 24.

Elba, oriunda de Punta Alta, fue internada el último lunes, luego de sufrir un cuadro de deshidratación producto de la intensa fiebre generada por el COVID-19. Sin embargo, tras algunos días internada en el nosocomio donde trabaja, el último viernes recibió el alta hospitalaria.

"Enterarme que tenía coronavirus fue un baldazo de agua fría. Al ser profesional de la salud tenía otra óptica, pero mi familia, que no es del área específica, lo tomó de manera diferente, con sus miedos lógicos", confesó la profesional de la salud.

"En mi caso fue bastante súbita la aparición de síntomas. Estaba lo más bien a la mañana, pero con el correr de las horas empecé a sentir dolor de cabeza. Me acosté, pensando que era stress o cansancio, pero cuando me levanté tenía fiebre y dolor muscular", acotó.

Elba continúa con tratamiento en su domicilio de Coronel Rosales, lejos de su marido y sus seres queridos.

El video del momento en el que recibe el alta se viralizó en las redes sociales. Y Elba aprovechó la ocasión para agradecerles a sus compañeros.

"No me alcanzan las palabras para agradecerles. Trabajé durante 10 años en el área de cuidados intensivos y mis compañeros me protegieron mucho para que me recupere", dijo.

Elba se lamentó por la manera en la que reacciona mucha gente, culpando a los médicos o enfermeros que se contagian con esta enfermedad.

"El personal de salud está haciendo un esfuerzo muy grande. Por eso, Resulta doloroso e ingrato que la gente nos culpabilice por esta situación. Es necesario decir que ningún profesional de la salud se enferma porque quiere. Nadie está dispuesto a exponerse y a partir de eso contagiar a su familia, pero es la profesión que elegimos y que nos gusta", mencionó.

Por último, la enfermera del Penna le mandó un mensaje a la comunidad bahiense y pidió que se mantengan vigentes las medidas de aislamiento.

"Que la población no se relaje. La realidad social y económica es complicada, pero no podemos perder de vista que el riesgo no terminó. Hay un alto porcentaje que cursará un cuadro leve, pero aquellos que tienen factores de riesgo, pueden tener complicaciones severas. Hay que pensar que nuestro sistema de salud viene atravesando muchísimas dificultades que hoy quedan en evidencia. Si la población no nos ayuda, el sistema puede colapsar y sería una catástrofe", completó.

Escuchá la nota completa:

Lo más leído