WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en capital cayó 21%

Pese al aislamiento, se mantiene el número de fallecimientos en Bahía

Durante los primeros quince días de abril fallecieron 1.238 personas en la Ciudad de Buenos Aires​, contra 1.579 del mismo período del año pasado. Según las cifras del Gobierno porteño, mantener a la gente confinada en sus casas permitió disminuir en un 21,6 % la cantidad de muertes.

Con relación a este guarismo se expresó, Jorge Bonacorsi, titular de una de las casas funerarias de la ciudad, estableciendo en LA BRÚJULA 24 una marcada diferencia con relación a lo que ocurre en Bahía Blanca.

“Esa es una cifra que no me cierra por ningún lado, por más que me digan que se achicó el movimiento. En la ciudad, la comparación interanual entre marzo de 2019 y de este año tuvimos tres servicios más. No es una diferencia significativa”, sostuvo Bonacorsi, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y resaltó: “En marzo del año pasado deben haber habido 210 bahienses fallecidos en total, a eso hay que agregarle una decena más de personas de la región. Y en 2020 se mantuvo en ese promedio”.

“El invierno en este sentido es más complicado, porque se registran más muertes. Es como el ciclo natural de las plantas que en la primavera florecen. Con las personas pasa algo más o menos similar”, sostuvo el empresario, en otro segmento de la entrevista radial.

Con relación a las medidas que se han establecido por la enfermedad que tiene en jaque al mundo, recalcó: “Los velatorios en época de pandemia tienen que atenerse a lo que dispuso Salud Pública de la Nación, se menciona que las funerarias pueden funcionar, sin que se hagan reuniones. Acá lo que estamos haciendo es permitirle a la gente una despedida de media hora, para los tres familiares más directos”.

“Esta mañana estuve en la Municipalidad, armando un nuevo protocolo, vale decir darle un par de retoques al viejo. Un aspecto que se analizó es qué hacer con un fallecido por coronavirus con marcapasos. Lo que se definió es que si la persona va a cremación, se lo debe retirar porque produce una explosión que puede provocar un herido si un familiar quiere presenciar ese momento, o bien el impacto de ese estruendo, dañaría algunos de los ladrillos refractarios de los hornos”, finalizó Bonacorsi.


Lo más leído