WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Fue en "Unidos por Argentina"

El mensaje de Manu Ginóbili: "Ojalá esta pandemia nos convierta en un gran equipo"

Manu Ginóbili se hizo presente en la emisión especial del programa Unidos por Argentina, cuyo objetivo principal es recaudar fondos para la lucha contra el COVID-19. Vía Skype, desde su casa en San Antonio, el ex escolta, cuatro veces campeón de la NBA y ganador de la medalla de oro con la selección argentina en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, le envió un mensaje a sus admiradores en Argentina, para que no bajen la guardia en la batalla contra la enfermedad en el país.

“A la gente le pido que tenga paciencia; un poco más. Es jodido, en muchos lugares del mundo lo han menospreciado y están a la vista los resultados. Sigamos siendo respetuosos, de nosotros y de los demás, lo vamos a pasar con nuestro coraje, solidaridad y altruismo”, alentó en el epílogo del diálogo que mantuvo con Leo Montero, Verónica Lozano y Alejandro Fantino.

El bahiense, de 42 años, dio detalles del panorama que se vive en Estados Unidos. “La situación está muy rara, la TV en Estados Unidos va enseguida a Nueva York, lo que está pasando es gravísimo. Las ciudades con mucha densidad de población son vulnerables. Donde hay mucho transporte público, aglomeraciones... En Texas hay mucho espacio, el transporte público casi no se usa. Pero Nueva York la esta pasando muy mal, Miami, Nueva Orleans, Detroit; han subestimado la situación. En Estados Unidos no se ha instaurado la orden de quedarse en casa. La situación está casi fuera de control. Están peleando durísimo, con deficiencias y falta de material. Eso tratamos en Argentina, de no llegar a ese punto”, subrayó.

Manu describió intimidades del aislamiento social de si familia, con su esposa Marianela y sus tres hijos: “Llevamos 20 días en casa, justo llegábamos de viaje cuando empezó todo. Hemos ido dos veces a stockearnos al super, los chicos tienen clases on line. Por suerte tenemos espacio para ellos. Estamos esperando los pasos a seguir, que no están tan claros”.

Many, justamente, lo mostró al mundo en un contexto impensado: bailando el ula ula. “Fue una cruel traición de mi mujer. Me filmó y se lo mandó a 200 millones de personas. Jamás imaginé que podía llegar a pasar”, agregó.

Pero, más allá de los momentos de distracción, de esparcimiento, el coronavirus sigue ahí, generando inquietud. "Tuve días de mucha preocupación, de despertarme a la noche pensando en qué puede pasar. En Argentina, mis padres están en ese rango etario de riesgo; mis amigos en Bahía Blanca y en otras partes del mundo... Tengo momentos de esa ansiedad, angustia, de no saber qué va a pasar", reconoció.

Por eso, Ginóbili advirtió que le cuesta pensar “de acá a un año”. “Es tan difícil... Este virus nos achicó la visión de futuro, nuestra ventana, a dos semanas. No sabemos qué puede llegar a pasar si esta enfermedad nos va a unir como sociedad, o va a ser un sálvese quien pueda. Ojalá esta pandemia nos convierta en un gran equipo. Es una incógnita, a nivel económico la vamos a pasar mal durante un tiempo, hay que pensar en nuestra salud y en la de nuestros mayores. Es normal que la gente esté con dudas y nervios”, aportó su mirada.

Por eso, en este último mes se mantuvo activo en las redes sociales, como vehículo: “Estamos todos aprendiendo sobre la marcha. Estoy tratando de incluirme, de ver en qué se puede ayudar, los seguidores son una responsabilidad; ver si puedo llegarles desde un tuit, o en Instagram, que valga la pena. Algo cortito y al pie que pueda llegar a servir”, concluyó. Y en ese plan, dejó el mensaje con el peso de su figura, en el programa “Unidos por Argentina”.

Fuente: Infobae

Lo más leído