WhatsApp de Publicidad
Seguinos

mujer quemada en white

El abogado de Padilla dijo que su cliente es una víctima

Gustavo Avellaneda expuso que, tiempo atrás, el detenido había sufrido ataques por parte de Olate. "Mi cliente declaró todo en detalle", sostuvo.

El doctor Gustavo Avellaneda conversó esta mañana con LA BRÚJULA 24.

Gustavo Avellaneda es el abogado de Rubén Alfredo Padilla, el principal sospechoso de haber atacado a Liliana Romina Olate (permanece grave en la terapia intensiva con el 30% de su cuerpo quemado) y esta mañana en LA BRÚJULA 24 se expresó con relación a la declaración que su defendido brindó ante el fiscal Jorge Viego.

Luego de recalcar que su cliente es inocente y que le cree en la cronología que realizó de los hechos, Avellaneda señaló que "al momento del presunto ataque, Padilla no estaba en la casa" donde Olate fue encontrada con las lesiones en el rostro, brazos y torso.

"Salió de su casa caminando, contó las calles por las que transitó, se encontró con un amigo. Luego fue a un kiosco a hacer una compra que está abierto hasta las 2", enfatizó el letrado, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y aseveró: "Todo esto se conjuga con una serie de llamados telefónicos que la víctima realizó a Padilla desde su celular y el teléfono fijo de él. Ellos no convivían. Al momento del presunto ataque, él no estaba en la casa. Lo que se busca demostrar es eso. Dejó a su pareja sola en su casa".

"No puedo decir que esta mujer se haya prendido fuego a lo bonzo. Padilla da a entender que puede haber alguna forma de autolesión. Pero eso no lo podemos determinar nosotros. De la forma que declaró, lo que intentó probar es que él no fue. Durante su recorrido, terminó en el Puerto, donde hay un sistema de vigilancia privada que establece quien ingresa", destacó Avellaneda en otro segmento de la entrevista radial.

Y siguió con la cronología de los hechos: "Fue al barco donde debía trabajar a las 8:30 y se encontró con su patrón, habló con él y se acostó en el camarote. Dentro de la lancha no se pueden hacer llamados ni mensajes de texto. A las 7:30 se levanta, toma contacto con un montón de comunicaciones que tenía, donde los propios familiares le decían que se entregue. Él no entendía nada. Allí es cuando me llamó para entregarse y luego quedó detenido".

Cabe recordar que ayer por la noche, un grupo de vecinos de la localidad llevó adelante una marcha pidiendo justicia y una pronta recuperación de Olate, quien está conectada a respirador y sedad.

"Si se hubiera querido escapar, lo hacía a las 0:30. Él se fue a dormir al barco porque no quería estar con su pareja con la que había discutido. Padilla hizo una declaración con mucho detalle. Le creo a mi cliente. Todo deberá ser corroborado", refirió.

Además, dio un dato que genera cierta controversa: "Él habló de dos puñaladas que le produjo ella en situaciones anteriores a las de aquella noche y habló de la violencia con la que solía relacionarse. A partir de ahí, contó que tiempo atrás se había querido cortar las piernas y un brazo. Hay un informe médico de aquella noche que da cuenta que Olate presenta cortes en las muñecas. Esas heridas no son imputadas por la Fiscalía a Padilla. Por eso no se descarta la autolesión".

"De todos nosotros, mi cliente es quien más conoce a Olate. El sentido común indicaría que si alguien prende fuego a una persona, no saldría caminando por Ingeniero White ante la vista de todos ni se iría a dormir al barco en el que trabaja", robusteció la defensa del único detenido y principal sospechoso.

En esa misma dirección aclaró que "el combustible utilizado sería, teóricamente, alcohol fino. Padilla contó que días atrás había comprado una botella de alcohol fino, la cual no apareció. Salvo aquellas lesiones que presentaba él de días previos y las cuales no quiso denunciar, en general se daban agresiones verbales".

"Cuando me reuní con él, le dije que la situación es muy complicada, que hay un prejuicio muy grande y para mucha gente sos culpable. Se puede entender por cómo se presenta la causa. Cuando se contactó conmigo creí lo mismo, pero cuando lo escuché cambió mi opinión", concluyó Avellaneda.


Lo más leído