WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras ser dada de alta

Liliana Olate se presentó a declarar y ratificó que su pareja "la roció con alcohol"

La mujer contó ante el fiscal Jorge Viego detalles de lo ocurrido la madrugada del pasado 18 de diciembre en su casa de Plunkett al 3.000.

Liliana Romina Olate, la mujer oriunda de Ingeniero White que denuncio haber sido prendida fuego por su pareja, Rubén Alfredo Padilla, se presentó hoy a declarar ante el fiscal Jorge Viego y ratificó que su pareja la roció con alcohol durante una pelea.

Olate, de 38 años, sufrió quemaduras en el 30% de su cuerpo durante una pelea ocurrida el pasado 18 de diciembre y tras pasar casi un mes en el hospital, fue dada de alta en las últimas horas.

La mujer se presentó de forma voluntaria a declarar, ratificando que el agresor fue Padilla y que el hecho de violencia se dio en el marco de una pelea ocurrida en su domicilio, ubicado en Plunkett al 3000,

En base a esta declaración y el resto de las pruebas colectadas continúan las actuaciones de rigor solicitadas por el agente fiscal.

La defensa de Padilla

Gustavo Avellaneda el abogado de Rubén Alfredo Padilla, le aseguró a este medio que su cliente es inocente y que le cree en la cronología que realizó de los hechos.

Avellaneda señaló que "al momento del presunto ataque, Padilla no estaba en la casa" donde Olate fue encontrada con las lesiones en el rostro, brazos y torso.

"Salió de su casa caminando, contó las calles por las que transitó, se encontró con un amigo. Luego fue a un kiosco, que está abierto hasta las 2, a hacer una compra" enfatizó el letrado, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y aseveró: "Todo esto se conjuga con una serie de llamados telefónicos que la víctima realizó a Padilla desde su celular y el teléfono fijo de él. Ellos no convivían. Al momento del presunto ataque, él no estaba en la casa. Lo que se busca demostrar es eso. Dejó a su pareja sola en su casa".

"No puedo decir que esta mujer se haya prendido fuego a lo bonzo. Padilla da a entender que puede haber alguna forma de autolesión. Pero eso no lo podemos determinar nosotros. De la forma que declaró, lo que intentó probar es que él no fue. Durante su recorrido, terminó en el Puerto, donde hay un sistema de vigilancia privada que establece quien ingresa", destacó Avellaneda en otro segmento de la entrevista radial.

Y siguió con la cronología de los hechos: "Fue al barco donde debía trabajar a las 8:30 y se encontró con su patrón, habló con él y se acostó en el camarote. Dentro de la lancha no se pueden hacer llamados ni mensajes de texto. A las 7:30 se levanta, toma contacto con un montón de comunicaciones que tenía, donde los propios familiares le decían que se entregue. Él no entendía nada. Allí es cuando me llamó para entregarse y luego quedó detenido".

"Si se hubiera querido escapar, lo hacía a las 0:30. Él se fue a dormir al barco porque no quería estar con su pareja con la que había discutido. Padilla hizo una declaración con mucho detalle. Le creo a mi cliente. Todo deberá ser corroborado", refirió.

Además, dio un dato que genera cierta controversia: "Él habló de dos puñaladas que le produjo ella en situaciones anteriores a las de aquella noche y habló de la violencia con la que solía relacionarse. A partir de ahí, contó que tiempo atrás se había querido cortar las piernas y un brazo. Hay un informe médico de aquella noche que da cuenta que Olate presenta cortes en las muñecas. Esas heridas no son imputadas por la Fiscalía a Padilla. Por eso no se descarta la autolesión".

Lo más leído