WhatsApp de Publicidad
Seguinos

tenía orden de detención

Robacables: se entregó el subcomisario Ñancucheo

El acusado de integrar una banda mixta con delincuentes se presentó en una dependencia policial.

El sector del Hospital Municipal donde fue estacionada la camioneta con los cadáveres. En el tablero del rodado, el subcomisario Ñancucheo "olvidó" su handy. Foto de archivo

Pocas horas después de ordenado su arresto, el subcomisario Martín Ñancucheo se entregó a la justicia que lo investiga por su posible connivencia con una banda de robacables. Tal como informó este medio, este mediodía llegó a la delegación local de la Policía Federal Argentina la orden para detener a Ñancucheo en el marco del expediente que tramita el fiscal de Delitos Complejos Gustavo Zorzano.

Zorzano había pedido el arresto del subcomisario por considerar que existen pruebas que lo vinculan con los delincuentes que robaban cables. Cuatro integrantes de la organización murieron electrocutados y un quinto salvó milagrosamente su vida, aunque resultó con heridas importantes y debió permanecer varios días internado. Los cinco lesionados fueron transportados en la caja de una camioneta desde el lugar donde ocurrió el incidente, a la vera de la Ruta Nacional N° 33, hasta la puerta del Hospital Municipal.

Fuentes del caso dijeron más temprano a la redacción de La Brújula 24 que al subcomisario le fueron a buscar a los sitios que solía frecuentar, sin hallarlo. Luego de algunas horas, Ñancucheo decidió entregarse sin oponer resistencia para responder por el delito de partícipe necesario en la tentativa de robo agravado.

El policía, que ya había sido cesanteado por la superioridad, se entregó en la delegación del Cibercrimen del barrio Noroeste. Teniendo en cuenta que se trata de una dependencia de la policía provincial, efectivos de la Federal se están dirigiendo al lugar para esposar a Ñancucheo y trasladarlo hasta la sede de calle Rondeau.

Lo más leído