WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La peor comedia de Vampiros de todos los
tiempos

Day Shift, turno de día, es el nombre de la película olvidable. Leamos
el porqué

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24
Miami, Florida, Estados Unidos.

El género que se iniciase a partir de Drácula y su reguero hollywoodense de
chupasangres, es una meca de oro sin final para el mundo del
entertainment. Por lo tanto, series y películas de vampiros las hay sin
escatimar en nada; naturalmente, buenas y malas.
La que hoy abordaremos Day Shift (Turno de día), es (créanme que no
exagero), tal vez la peor del inconmensurable mundo de los colmillos.
Vampiros actuales en el valle de California, cazadores de estos monstruos
que intercambian dientes por cientos de dólares; inexplicables
denominaciones para diferentes razas dentro de la colectividad de
bebedores de plasma, y (una de las más terribles ideas) vampiros que
caminan bajo el sol de la costa oeste con Protector Solar…

Sin palabras. Y más allá de la sólida actuación de Jamie Foxx (eminente
actor de oficio que puede hacer cualquier cosa, y bien) y de su meollo
personal en la ficción (un cazavampiros desolado que tiene una semana
para reunir el dinero necesario para pagar las clases y el dentista de su
hija), la película encuentra la manera de naufragar en sus propias falencias.
Por ejemplo, la idea de que exista un sindicato de caza vampiros es
interesante, hasta pintoresca, sin embargo, el abordaje de la misma está
mal logrado, abusando de tecnicismos que no aportan nada sustancial ni a
los diálogos ni al argumento general.

La idea global de la película es original, sin embargo, por su forma, termina
siendo demasiado bizarra y desprolijamente grotesca. El único crédito
positivo es la pelea de inicio entre Foxx y una anciana vampiro; situación
que gusta y predispone a disfrutar de una comedia, que termina siendo un
fiasco…

En otras palabras, no pierdan tiempo en verla.

Después de todo, “Buffy la Cazavampiros”, no estaba tan mal.

Lo más leído