WhatsApp de Publicidad
Seguinos

es un roedor endémico

Descubren al primer mamífero granjero no humano en los Estados Unidos

La novedad surgió de un grupo de científicos de la Universidad de Florida.

Un grupo de científicos de la Universidad de Florida descubrió que las tuzas del sureste, unos pequeños roedores que viven en varios estados surorientales de Estados Unidos, cultivan a través de túneles raíces con las que se alimentan, por lo que podrían considerarse como “los primeros mamíferos granjeros no humanos”.

“La agricultura es conocida entre especies de hormigas, escarabajos y termitas, pero no entre otros mamíferos”, comentó el profesor Francis Putz, citado por Science Daily.

De acuerdo con los responsables de la investigación, publicada en la revista Current Biology, el ‘Geomys pinetis’ puede excavar sistemas de túneles de hasta 160 metros de largo, un proceso en el que llega a gastar entre 360 y 3.400 veces más energía que en caminar por la superficie.

Debido a que las raíces que crecen en las profundidades de sus túneles son escasas, las tuzas emplean sus propios desechos como fertilizantes para propiciar el crecimiento de estas. Los investigadores estiman que estas raíces proporcionan entre el 20 % al 60 % de las necesidades calóricas diarias del animal.

A pesar de que el estudio demostró que la especie cosecha sus cultivos de raíces para sobrevivir, además de mantenerlos y defenderlos, los científicos reconocen que el término “agricultura” podría no ser aplicable en sentido estricto a la actividad de las tuzas, ya que estas no plantan sus propios cultivos. “Plantar el cultivo, para algunas personas, es lo que constituye la agricultura”, indicó Putz.

No obstante, explicó que tanto otros animales como algunas culturas humanas utilizan técnicas hortícolas para el cuidado de cultivos que no han sido plantados por ellos mismos. “Creo que todo el tema es intelectualmente emocionante, porque en realidad no está resuelto”, aseveró.

“Las tuzas son excelentes ejemplos de ingenieros de ecosistemas que remueven el suelo, aireándolo y devolviendo los nutrientes a la superficie”, señaló el científico, apuntando que “rara vez interfieren con las actividades humanas”.

Fuente: Minuto Uno

Lo más leído