slug; ?>
WhatsApp de Publicidad
Seguinos

24 de marzo

Por qué se conmemora el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia

Se cumplen 46 años de golpe de Estado más terrible de la historia argentina.

Se cumplen 46 años de la etapa más oscura que vivió nuestro país. Y para no olvidar, cada año, se conmemora el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

El 24 de marzo de 1976 comenzaba en Argentina una de las épocas más oscuras de nuestra historia. En la madrugada de ese día, superiores de las Fuerzas Armadas tomaron el poder a través de un golpe de Estado y derrocaron al entonces gobierno constitucional de Isabel Perón; de esta forma, comenzó una dictadura cívico-militar que duraría hasta 1983.

Entre los años en que duró esta dictadura genocida, más de 30 mil personas fueron desaparecidas, se perpetraron secuestros, privaciones ilegítimas de libertad, torturas en centros clandestinos de detención, apropiación de recién nacidos y exilios forzados de miles de argentinos.

La excusa de los militares fue que el país estaba viviendo una violencia creciente entre las facciones de izquierda y derecha.

Una vez en el poder, a través de este golpe, se inició lo que llamaron “el Proceso de Reorganización Nacional”, que consistía en una ofensiva militar contra la guerrilla.

El gobierno militar persiguió, detuvo, interrogó, torturó y ejecutó a miles de personas. Algunos eran guerrilleros, otros colaboradores, otros tan sólo estaban contra el golpe, y otros tantos eran simples civiles que no tenían relación alguna con la guerrilla o la política.

Se instalaron los centros clandestinos de detención. Allí, llegaba mucha gente, muchos de ellos se convirtieron en desaparecidos. Asesinados, enterrados en fosas comunes, o hasta arrojados al mar en aviones de las fuerzas armadas. Una etapa de muerte, que duele hasta el día de hoy.

Los militares justificaron este accionar por fuera de la ley diciendo que “el orden democrático no servía para restablecer la paz”. Disolvieron el Congreso, establecieron la pena de muerte para los subversivos, suspendieron las libertades ciudadanas, removieron a la Corte Suprema de Justicia, intervinieron los sindicatos obreros y las universidades, proscribieron las actividades partidarias, y crearon un órgano de censura para todo tipo de medios de comunicación. Ese fue el llamado “Proceso de Reorganización”.

Del otro lado, miles de familias perdieron a sus hijos, esposas y esposos, nietos, amigos. Fueron siete años de dictadura con más de 30 mil desaparecidos, entre los que se cuentan unos 500 niños, que eran adoptados ilegalmente luego de nacer en los centros de detención.

Ya en 1982, y luego de la derrota en la Guerra de Malvinas, el gobierno militar no podía sostenerse como quería. Las protestas llegaron para buscar poner punto final a esta era del horror. En 1983 asumiría un nuevo gobierno democrático encabezado por Raúl Alfonsín.

ACTOS EN BAHÍA

En la ciudad se realizarán distintos actos conmemorativos:

Lo más leído