WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En los últimos cinco años

Se triplicó la cantidad de comercios que cobran con tarjetas

Los datos muestran un fuerte crecimiento del uso de dinero electrónico y de la inclusión financiera en el país.

La terminales de cobro y lectores de tarjetas de débito y crédito activas en comercios de la Argentina se triplicaron en los últimos cinco años, al pasar de 533.000 en 2016 a 1.428.000 en 2020, lo que verifica el fuerte crecimiento del uso de dinero electrónico y de la inclusión financiera en el país, según los resultados de un estudio elaborado por Mercado Pago en base a usuarios propios y datos del Banco Central (BCRA).

La combinación en los últimos años del lanzamiento de lectores móviles de tarjeta (mPOS) de bajo costo; la reglamentación de la obligatoriedad de aceptar pagos con tarjeta de débito; y el fuerte crecimiento del sector fintech y bancario en el sector de cobros, sumado al efecto de la pandemia en el manejo de dinero digital, impulsaron la adopción de medios de cobro digitales en comercios de cercanía.

El estudio señala que, en 2016, había 487.000 terminales de cobro tradicionales y 46.000 lectores móviles en todo el país mientras que, el año pasado, se alcanzaron las 972.000 terminales y 456.000 lectores móviles: dos y diez veces más, respectivamente.

"A nivel de los comercios esta adopción transforma su negocio porque los ayuda a incrementar sus ventas y son la puerta de entrada a ofrecer servicios como pago en cuotas o programas del Gobierno nacional como la Tarjeta Alimentar, Ahora 12 o Pre-Viaje", dijo Agustín Viola, director de Point de Mercado Pago, en una presentación virtual.

En ese sentido, sostuvo que no se trata sólo de comercios pequeños o medianos con locales a la calle sino también de cuentapropistas como mecánicos o profesionales independientes como arquitectos, odontólogos o diseñadores que se ven incluidos en este proceso.

"Que haya más comercios aceptando tarjetas no sólo potencia la reducción del uso del efectivo, lo cual permite formalizar la economía, sino también potencia el alcance de los programas del Gobierno", afirmó Viola.

Al respecto, el estudio puso de manifiesto que la formalización de los pagos tiene otros efectos positivos sobre la economía ya que la mayoría de los consultados dijo haber construido el hábito de gestionar su dinero desde su cuenta virtual en detrimento del efectivo.

"La transformación no fue sólo a nivel de las grandes urbes -dijo Viola- sino que se dio de forma federal, tanto a nivel provincial, como municipal y también rural" ya que los puntos de venta que aceptan tarjetas crecieron también entre 10 a 15 veces en provincias como San Juan, Tucumán, Misiones o Tierra del Fuego.

Por último, uno de los aspectos más transformadores a nivel de inclusión financiera se dio en el crecimiento de la participación de mujeres sobre los vendedores activos: en el primer trimestre de 2018 los titulares de terminal de cobros varones era del 59% contra 41% de mujeres mientras que en el primer trimestre de 2021 fue al revés, 53% mujeres contra 47% varones.

Fuente: Télam


Lo más leído