WhatsApp de Publicidad
Seguinos

a una semana del hecho

Pistolero del Barrio Universitario: la mirada de un experto en psicópatas

El psiquiatra Marietán analizó el impactante caso. Opinó sobre el testimonio de Aldana. Y aclaró en qué consiste la emoción violenta.

Foto: FMDelta903.

El conocido psiquiatra Hugo Marietán analizó esta mañana en LA BRÚJULA 24 el grave episodio ocurrido hace una semana a plena luz del día en el barrio Universitario, cuando un hombre hirió al novio de su hija de cuatro disparos, en el marco de una causa que divide las aguas en relación a las hipótesis del origen de lo que desembocó en una violencia inusitada y explicó en qué consiste la emoción violenta: "Se da cuando una ofensa inmediata irrumpe en la vida de la persona que lo lleva a una descarga emocional tan intensa que no puede manejar con lucidez la situación que sigue".

"Aunque parece odioso, no desentrañar lo que ocurre no previene casos posteriores. Una mujer no es una idiota, es un ser adulto, inteligente, maneja sus acciones. No es algo que es cazado y matado por el simple hecho de tener un útero. Hay que preguntarse por qué pasa esto. No sirve etiquetarlas porque no se soluciona nada", reflexionó Marietán, en su charla con el periodista Germán Sasso y el fiscal Christian Long.

En esa misma dirección, el profesional sostuvo que "decir que un machista la mató por el simple hecho de ser mujer cierra el caso. Tenemos que seguir abriendo el panorama para analizar los factores que intervienen. La chica no es un actor inanimado. No abono la idea de que la mujer es un ser estúpido, al que le ponen un grabador en su mochila sin que se dé cuenta".

"Lo primero que le sugiero a una mujer que vive esto es que busque personas de confianza, un psicólogo o un abogado, para denunciar el tema y que no sean personas empáticas con ella que solo hacen que la carga de emoción de esos padres o hermanos puedan tornar aún más agresivo el caso. Así podrá recibir la ayuda más imparcial afectivamente. Luego viene la denuncia que evita situaciones como esta", aclaró en otro segmento de la entrevista radial.

Por otra parte, argumentó: "No justifico ninguna reacción de agresión de una persona hacia otra. La pregunta es, qué pasa con el tema de la psicopatía cuando un padre ve que su hija se desmorona por una relación, intuyendo que algo malo podría estar ocurriendo. Si a ella no la ponemos como un factor participante de la situación, no solucionaremos el problema porque no podremos advertirle a las mujeres qué deben hacer si tienen una relación conflictiva. Para eso debemos quitarla del lugar de víctima para que dejen de seguir muriendo".

"El padre observa que su hija está cada vez peor, que no hace nada para salir de ahí y le pone un grabador en una mochila. Es raro que alguien no se de cuenta que le habían colocado el dispositivo. La pregunta es por qué ella facilitó que la situación se grabara. Como al padre se le acabaron los argumentos, luego de escuchar la grabación donde habría algún audio vinculado con la violencia, lo lleva a salir con una 9 milímetros", enfatizó el psiquiatra, explicando su mirada de lo que se conoce hasta el momento.

Y añadió: "Esa actitud es recurrente en los casos que atiendo, pero luego entran en juego las inhibiciones que te frenan para no ir preso. Eso crea una impotencia muy fuerte porque hay padres que criaron muy bien a sus hijas y, de pronto, surge una catástrofe con un tipo altamente agresivo. Entonces se les ocurre hacerlo ellos mismos o encargar a alguien que lo haga. Uno intenta disuadirlos porque no es lo que se recomienda".

"La segunda opción que se les ocurre a estas personas es secuestrar a su hija, llevarla a vivir junto a un familiar que vive lejos, en contra de toda voluntad de ella", sentenció.

Por último, redobló la apuesta: "Debemos hacer un esfuerzo para cambiar la idea que existe de que la chica es una tonta total y que hay que llevarla, traerla o matar al novio. Si seguimos pensando así, van a seguir muriendo. Lo que se debe estudiar es por qué se llega al extremo. A nadie se le ocurre ver a la chica como un factor involucrado en el caso. La mujer no es víctima total y absoluta por solo ser mujer, una postura feminista al máximo que hace que ellas no puedan entender por qué les ocurren las cosas. Este señor le pegó un tiro en el tórax y tres en las piernas, con una nueve milímetros y seguramente fue porque ocurrieron cosas previamente".


Lo más leído