WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Pautas para prestar atención

Las 8 señales que marcan que pudiste tener coronavirus sin advertirlo

La pandemia de coronavirus no da respiro en el mundo en otro convulsionado 2021. Y mientras se avanza con la vacunación, siguen las dudas entre las personas infectadas que son asintomáticas, pero que de todos modos portan el Covid-19.

Por tal razón, en medio de este contexto surgen un sinfín de dudas, que con ayuda de los médicos y otros especialistas se pueden ir resolviendo. O, al menos, acercarse a ciertas “verdades”.

Y entre ellas aparece la posibilidad de que una persona haya tenido Covid-19 y simplemente no saberlo, ya que justamente no siempre aparecen los síntomas.

Si bien la mejor manera de saber si se tuvo el virus es a través de una prueba, a continuación se muestran 8 posibles signos que pueden evidenciar que sí fueron portadores de coronavirus.

Infecciones oculares

Una nueva investigación confirmó que una infección ocular como la conjuntivitis puede ser un síntoma de Covid-19.

“Se reconoce que cualquier infección del tracto respiratorio superior puede resultar en conjuntivitis viral como complicación secundaria, y este también es el caso de Covid-19”, señaló el Colegio de Optometristas y difunde Mirror.

Sin embargo, remarcan que es poco probable que una persona presente conjuntivitis viral secundaria a Covid-19 sin otros síntomas de fiebre o tos continua, dado que la conjuntivitis parece ser una característica tardía.

Niebla mental

En aquellos infectados que sufrieron el denominado “Covid largo”, la niebla mental apareció con frecuencia. Los relatos hablan de haberlo experimentado durante meses después de tener el virus.

Es uno de los síntomas mencionados por las personas que luchan por deshacerse de los efectos secundarios incluso hasta un año después.

Tos seca

Se trata de uno de los síntomas más reconocibles, pero hay que ser preciso para diferenciarlo de una tos típica.

La tos generalmente es nueva o diferente si generalmente presenta tos de fumador, y persistente. La mayoría de las veces durará al menos medio día.

Temperatura elevada

Aunque los números varían, un aumento de la temperatura corporal generalmente cuenta como fiebre una vez que alcanza los 37,7 ° C.

De todos modos, hay que considerar que la fiebre acompaña a una amplia gama de enfermedades, por lo que por sí sola no es una señal suficiente de coronavirus.

La fiebre de forma aislada no es una enfermedad, sino una respuesta de nuestro cuerpo ante una infección u otra patología de mayor o menor trascendencia; es una defensa natural de nuestro organismo.

Dificultad para recuperar el aliento

Si comienza a sentir el pecho apretado o cuesta respirar, es posible que haya contraído el coronavirus. Aunque los especialistas advierten que es poco probable en los jóvenes o aquellos sin condiciones de salud preexistentes.

La disnea, el término para cuando alguien tiene dificultad para respirar, puede ir acompañada de opresión en el pecho, respiración rápida y palpitaciones del corazón.

Dolor de estómago

Al igual que con la pérdida del apetito, soportar un dolor de estómago puede pasar fácilmente como un signo de alguna otra situación habitual de la vida diaria.

Sin embargo, un estudio del American Journal of Gastroenterology relaciona los problemas de estómago con el Covid-19.

Pérdida del olfato y el gusto

La Asociación Británica de Otorrinolaringología recomendó que ante alteraciones en olfato y el gusto es recomendable aislarse de inmediato.

Las explicaciones científicas señalan que el coronavirus mata las células de la nariz y la garganta. Y esa condición se puede extender incluso semanas después de contagiarse.

Fatiga física

A síntomas frecuentes como un resfrío o gripe, y más en tiempos en que el nerviosismo aflora, el cansancio o fatiga física son evidentes.

Las recomendaciones del médico son dirigirse a un mayor descanso. Pero sentirse cansado y no poder dormir debido a la tos y la dificultad para respirar puede generar mayores dificultades.

Fuente: Clarín


Lo más leído