WhatsApp de Publicidad
Seguinos

negocian envíos desde EE UU

China deja de mandar la vacuna Sinopharm

Carla Vizzotti y Cecilia Nicolini recibieron a la encargada de Negocios de la embajada estadounidense.

La decisión de China de suspender la exportación de vacunas contra el coronavirus durante los próximos meses para concentrarse en la inmunización de su población obliga al Gobierno a tender otros puentes diplomáticos con países productores de vacunas y de otros insumos críticos.

Según publica Clarín, este jueves mientras el presidente Alberto Fernández se encontraba en Chaco, funcionarios de la embajada de los Estados Unidos en la Argentina llegaron a la Casa Rosada para reunirse con la ministra de Salud Carla Vizzotti y con la asesora presidencial Cecilia Nicolini, a cargo de los contactos con diferentes laboratorios.

La encargada de Negocios Mary Kay Carlson, la funcionaria de más alto rango en la Embajada luego de la partida del embajador Edward Prado tras la derrota de Donald Trump, fue la representante de la administración de Joe Biden en el encuentro en la sede del ejecutivo nacional, en Balcarce 50.

El Gobierno pretende que la Casa Blanca interceda para que Astrazeneca cumpla lo pactado y envíe un lote de 900 mil dosis destinadas a la Argentina y cuyo principio activo fue desarrollado en los laboratorios del empresario farmacéutico Hugo Sigman en Garín.

Fuentes cercanas a los participantes de la reunión en Casa de Gobierno afirmaron que actualmente ningún componente para el procesamiento de vacunas está siendo retenido en los Estados Unidos. 

"Fue un gusto reunirme con la ministra Carla Vizzotti. Seguimos apoyando los esfuerzos de Argentina para enfrentar el desafío de la pandemia", expresó Kay Carlson en su cuenta de Twitter. 

El miércoles Vizzotti y Nicolini reclamaron a las autoridades de Astrazeneca en la Argentina por el incumplimiento del contrato.  

El Presidente regresó a la Rosada, acompañado por el secretario general de Presidencia Julio Vitobello, el ministro del Interior Wado de Pedro y el secretario de Comunicación Juan Pablo Biondi, mientras promediaba la reunión, pero no se sumó al encuentro.

El Gobierno no solo pretende que Washington destrabe el envío de vacunas. También negocia para que Estados Unidos habilite la exportación de tubos de oxígeno. “La reunión estaba armada hace días, antes de las animaladas de Felipe (Solá) de hoy”, señalaron en la Rosada, donde volvieron a cargar contra el canciller. “Tenemos un gran problema que se llama AstraZeneca”, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores en declaraciones a El Destape.

El canciller -en los papeles, jefe de la diplomacia nacional- no participó del encuentro con la máxima representante de la primera potencia mundial. Paradojas de la gestión Fernández; el vínculo con Washington está “intervenido” por el embajador Jorge Argüello -que también negocia el envío de vacunas- y por el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz. En el Palacio San Martín insisten en que Solá mantuvo reuniones virtuales con Argüello para consustanciarse sobre el avance de las negociaciones por más vacunas.

Solá, por su parte, se reunió con el embajador de Cuba y le ofreció financiar una parte de su vacuna Soberana 02.

"Las funcionarias (Vizzotti y Nicolini) repasaron las acciones de trabajo que lleva adelante el gobierno argentino para sostener el apoyo de Estados Unidos en la respuesta a esta situación crítica mundial y nacional. Se abordaron temas como el acceso a medicamentos, oxígeno medicinal y vacunas", sostuvo el Gobierno a través de un comunicado. También argumentaron que el encuentro formó parte de la agenda que inició el Presidente cuando se reunió de manera virtual con el director senior para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional del Gobierno de Estados Unidos, Juan González. 

En una de las últimas reuniones del comité de vacunación, en marzo, el Presidente ordenó a Vizzotti y a Nicolini que profundizaran contactos con todos los productores de vacunas para seguir trayendo a la Argentina la mayor cantidad posible. Durante su viaje a Chile, en enero, Fernández sostuvo que mantendría conversaciones con Janssen (Johnson & Johnson).

El Ejecutivo reconoció días atrás que volvió a explorar la posibilidad de sellar un acuerdo con Pfizer luego de que el propio Presidente y el exministro González García calificara las exigencias del laboratorio estadounidense/alemán como inaceptables. También hubo sondeos con Moderna.

En ese contexto, el Presidente, Santiago Cafiero y Vizzotti se trasladaron a Ezeiza para recibir el último lote de 1 millón de vacunas Sinopharm provenientes de China. El Gobierno completó así el envío de 4 millones de dosis de la vacuna china. Este viernes arribará un nuevo lote de vacunas Sputnik V desde Moscú. 

La administración de Fernández firmó hasta ahora contratos por 65 millones de vacunas, pero solo llegaron al país -con el envío de Sinopharm- 10,3 millones de vacunas. 

Lo más leído