WhatsApp de Publicidad
Seguinos

picante

Carlos Tévez encendió la polémica: "Santos solo vino a meterse atrás"

La primera semifinal entre Boca y Santos en la Bombonera dejo los primeros ribetes de las polémicas. Además de la insólita jugada entre Marinho y Frank Fabra, y del penal no cobrado de Carlos Izquierdoz al delantero brasileño, se puso en tela de juicio el bajo nivel de juego visto en los 90 minutos. El primero en responder no fue otro que Carlos Tévez, quién devolvió todos los cuestionamientos.

El partido finalizo 0 a 0 mostró una baja cantidad de chances de gol en ambos equipos. Sobre el bajo nivel de juego que se mostró en cancha, el delantero que va a cumplir 37 años evaluó: “Es una semifinal de Libertadores, no sé qué esperan. Santos no nos llegó en ningún momento, está todo muy abierto. Es importante que no nos hicieron goles. Ellos hicieron un planteo algo defensivo”.

De todas maneras, si hay algo que Boca puede destacar como aspecto positivo de la noche es el hecho de no haber recibido goles en contra. Esteban Andrada en el arco y los centrales Lisandro López y Carlos Izquierdoz fueron los principales responsables en una noche con pocas jugadas de peligro. En la defensa del equipo brasileño se destacó Lucas Veríssimo, vendido al Benfica de Portugal.

El 0-0 le permite a Boca clasificar con cualquier empate siempre y cuando convierta al menos un gol. Santos debe ganar en los 90 minutos para pasar a la final, o bien igualar sin goles otra vez y prevalecer en la tanda de penales. “Vamos tranquilos, la serie está abierta, ellos van a tener que salir a atacarnos porque también son locales y van a tener que ganar. Es importante que no nos marquen”, sentenció Tevez.

Marca personal

“El partido fue muy trabado muy difícil, ellos hicieron mucha marca personal, con cinco jugadores atrás. Sólo cuando robábamos la pelota y salíamos de contra podíamos hacer algo de daño. Ellos hicieron un planteo defensivo y no pudimos romper el cero”, analizó Tevez. El 13 de enero a las 19:15 se disputará la revancha en el estadio Vila Belmiro. Quien gane jugará la final el sábado 30 ante el que pase entre Palmeiras y River.

Lo más leído