WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

“Yo tengo serpientes desde que nací, es un hobby como cualquier otro”

Habló el dueño de los animales exóticos. Explicó que es una actividad legal y dijo que “hay personas que rescatan perros, yo salvo reptiles y aves rapaces”.

Era la palabra que faltaba. Ayer, agentes de la DDI local llevaron adelante un allanamiento en la primera cuadra de calle Blandengues, en el que fueron hallados varios animales exóticos, tanto dentro de la propiedad, como también en jaulas montadas en el patio.

Para asombro de propios y extraños, en esa vivienda los uniformados se toparon con dos águilas Harris, un aguilucho, dos pitones albinas y una iguana verde.

Ezequiel Fringes es el dueño del inmueble en cuestión y, en diálogo con el móvil de LA BRÚJULA 24, explicó que se trata de una actividad lícita, más allá de ser el único que lo hace en Bahía Blanca en la actualidad.

“La cetrería es una actividad donde se adiestran animales silvestres para caza, es un método antiguo que existió incluso antes de las armas. Hoy se practica en muchos países, pero no solo como método de caza, también como control biológico como puede ser en aeropuertos y demás. Las aves que yo tengo son compradas en criaderos, y se utiliza para eso”, explicó Fringes.

Además, dijo que “cuentan con toda la documentación, ningún animal que yo tengo proviene de tráfico ilegal. Las serpientes nacieron acá en Argentina, en criaderos habilitados. La iguana fue un rescate, la adopté”.

“Lo que yo tengo son animales exóticos, lo que está prohibido es tener los autóctonos. No puedo tener un lagarto overo o un zorro, pero estos están permitidos”, añadió.

En ese mismo sentido, Fringes remarcó que “no comercializo con esto, tengo serpientes desde que nací, es un hobby como cualquier otro”, y aseguró que “los tengo en perfectas condiciones, acá en Bahía soy el único que se dedica a esta actividad, me conocen todos los veterinarios”.

Por otra parte, sostuvo que “hace 11 años que hago esto y me conoce mucha gente. Cuando hay un animal para rescatar voy y lo llevo a veterinarios, de hecho eso pasó con un aguilucho que tengo. Así como una persona rescata un perro o un gato, yo hago lo mismo con reptiles o aves rapaces”.

Y le mandó un mensaje a la persona que haya radicado la denuncia: “Antes de acusarme yo invito a la gente para que vengan a hablar conmigo, tomamos unos mates y que vean de qué se trata todo esto”.


Lo más leído