WhatsApp de Publicidad
Seguinos

una voz privilegiada

Baglietto, en La Brújula 24: “Extraño ver la cara de la gente desde el escenario”

Juan Carlos Baglietto es uno de los máximos exponentes de la música popular argentina, logrando desembarcar con su obra en distintas partes del mundo. Desde su Rosario natal formó parte de varios grupos, pero en 1981 se lanzó como solista y al año siguiente se consagró como revelación del festival de La Falda. Es solo el comienzo, la semilla que germinó y lo convirtió en un referente de distintas generaciones que vibran al oir su voz.

En un distendido diálogo con LA BRÚJULA 24, Baglietto rompió el hielo al detallar cómo transcurre su actualidad, trastocada por la pandemia: “No puedo quejarme porque pese a la cuarentena, como la gran mayoría de la gente, tengo la posibilidad de seguir haciendo cosas con estos nuevos métodos de grabación a distancia. El resultado de poder compartir la música con mis cuatro hijos y a pesar de las restricciones de impedimento de vernos, el material es muy digno. Poder romper estas barreras implica una satisfacción enorme. Sigo extrañando el vivo, ver la cara de la gente desde arriba del escenario. Es una versión de las cosas que se disfruta desde otro lugar, conectándonos con el público y nosotros mismos”.

Luego, fue el turno de desmenuzar cómo surgió la tarea conjunta con otro referente de la cultura nacional: “Con Lito Vitale vamos a cumplir 30 años trabajando juntos. Con él éramos amigos desde antes, pero después nos involucramos en un proyecto conjunto y seguimos haciendo cosas hasta el día de hoy, con algunas pausas porque cada uno tiene sus proyectos personales. Evidentemente a nosotros el dúo nos marcó profundamente, motivo por el cual siempre volvemos, más allá de nuestras carreras como solitas”.

“No tengo ninguna certeza científica sobre esto que voy a decir. No hay método o explicación racional para elegir las canciones que componen un disco. Para cantar un tema y hacerlo bien tengo que partir de la convicción. Uno de los parámetros podría ser la seguridad de que se está contando una historia que te puede representar. Además, que esa letra se adapte a mí y la pueda resolver, incluso el hecho de poder agregarle una visión superadora de las otras versiones que se escucharon de esa misma obra. No soy actor, por eso para convencer al otro primero tengo que estarlo yo mismo”, agregó quien acaba de lanzar “Desde Casa”, un álbum que contiene cuatro canciones en el que congenió con amigos de la profesión pese a la distancia.

Por último, se animó a adentrarse en una suerte de mito que no parece tener un argumento lógico que lo sostenga: “Francamente no me convence ninguna explicación de por qué Rosario es cuna de tan grandes artistas. Se combinan cuestiones que tienen que ver con el talento, el esfuerzo, pero a nosotros como grupo nos unió la adversidad. Somos de una ciudad que fue bastante indiferente a las expresiones locales, terminamos siendo cholulos por traslación. Los porteños cholulean a los europeos y norteamericanos y los rosarinos choluleamos a los porteños. Por suerte en Santa Fe ha ido cambiando esta cuestión y se empieza a reconocer a los artistas autóctonos. Sentimos una especie de orgullo de ser rosarinos”.


Lo más leído