WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Suba del 3%

El Gobierno interviene en la pelea entre La Serenísima y los supermercados

Según el Ministerio de Desarrollo ese plus del 3% incrementaría el precio de los productos lácteos en góndola y violaría el congelamiento que los precios máximos.

La pelea entre la empresa Mastellone Hnos, dueña de la marca La Serenísima, y los supermercados y almacenes llegó al Gobierno. El Ministerio de Desarrollo Productivo le labró un acta a la empresa para que explique a qué responde el valor adicional de 3% que cobraría a su cartera de clientes.

En Bahía Blanca, la Cámara de que nucléa a los supermercados chinos y varios otros autoservicios se unieron a este reclamo y dejaron de vender los productos La Serenísima, porque venían con un recargo del 3% en los precios en concepto de "gastos de flete", por llevarles a los comercios el producto hasta la puerta.

"La Cámara de Supermercados Chinos de Bahía Blanca comunica a sus clientes que a partir del día viernes 24 de julio no ofrecerá más productos de la marca La Serenísima mientras la misma mantenga su tesitura respecto del aumento encubierto del 3% que esta firma ha creado a través del cobro del flete, para de esta manera evadir el acuerdo de aumentos máximos consensuados con el Gobierno Nacional", manifestaron a través de un comunicado.

La empresa argumentó que ese cargo en la distribución "pertenece a una negociación entre privados y no debería impactar en los precios al consumidor". Dice que sus costos se incrementaron un 28% y que solo está trasladando una parte ínfima de ese incremento. 

Sin embargo, según la cartera que dirige Matías Kulfas, ese plus del 3% incrementaría el precio de los productos lácteos en góndola y violaría el congelamiento que los precios máximos establecen por la Resolución 200/2020 y la disposición 13.

El ministerio dijo que la empresa tiene diez días para realizar el descargo por este nuevo concepto que incorporó a partir del 17 de julio, según la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores pudo constatar en la facturación.

El cuerpo de inspectores de la Secretaría de Comercio Interior hizo una inspección en la planta de Mastellone con motivo de las denuncias realizadas por varios comerciantes, por el cobro de un adicional sobre un rubro que en facturas anteriores no se observaba. Realizaron la verificación de toda la documentación que presentó la empresa y, si bien los valores de los productos por unidad corresponden a los dispuestos por la normativa vigente, en la facturación se encontró un costo adicional que no está especificado y por el cual no se detallan contraprestaciones a los comercios.

En realidad, en la compañía aseguran que hasta ahora Mastellone no cobraba por la distribución, que sí facturan otras empresas de consumo masivo. Pero que no puede absorber más ese costo.​ Al momento de la inspección, la empresa argumentó que esos adicionales corresponden a acuerdos particulares entre las partes -empresa/cliente- pero desde el Gobierno insisten en que si repercuten en el precio final que abona el consumidor, esta medida incumpliría las disposiciones adoptadas y la firma estaría en infracción.

A pesar de la explicación informal que dio Mastellone, la Secretaría de Comercio Interior labró un acta para que la empresa presente un descargo formal en el que se detalle la causa de ese adicional en la facturación.

(Fuente: Clarín)

Lo más leído