WhatsApp de Publicidad
Seguinos

informe especial

Peligro, aislamiento: cuando las víctimas de violencia sufren la cuarentena

La pandemia expuso a mujeres y niños que comparten el mismo techo con sus agresores. Las estadísticas desde marzo. Y la mirada de especialistas ante un flagelo que no sabe de confinamiento.

El contexto mundial sin precedentes que se instaló en el país hace más de cuatro meses reconfiguró la vida de los ciudadanos y, en particular, su vida en comunidad a partir del aislamiento social por el avance del coronavirus. Este confinamiento potenció aquellos vínculos afectivos que aparecían relegados por la rutina diaria, aunque al mismo tiempo exacerbó los conflictos mitigados por el mismo motivo.

La violencia en sus múltiples formas dentro del seno familiar se convertía en una verdadera amenaza, sobre todo en las primeras semanas de cuarentena estricta. Y más allá de que las estadísticas, que si bien son números fríos y no pueden mitigar la gravedad de cada hecho, no muestran un número que encienda las alarmas, el abordaje debe ser integral y, por consiguiente, el análisis requiere de contemplar múltiples interpretaciones en cuanto a dichos guarismos.

Las “barreras adicionales” en tiempos de aislamiento

La licenciada Letizia Tamborindeguy, integrante del equipo técnico de la Comisaría de la Mujer y la Familia, contó en diálogo con la redacción de LA BRÚJULA 24 que se pueden identificar dos etapas en cuanto a la recepción de las denuncias por distintos episodios violentos. Una, al  inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio y otra a partir de mayo.

Y explicó: “La Comisaría de la Mujer y la Familia es una institución receptora de denuncias. Una vez que se cumple con esa formalidad, la misma automáticamente se eleva, vía web, hacia donde corresponda. Si la denuncia es por lesiones, amenazas, desobediencia u algún otro delito, ingresa a Fiscalía. Si es por una situación de violencia familiar y no configura delito, por ejemplo, hostigamiento, violencia psicológica o económica, se eleva al Juzgado de Familia”.

Según números que surgen de dicha dependencia policial, en el primer mes del aislamiento fue notable la baja en las denuncias de forma presencial. Cayó casi un 50% respecto de lo habitual. “Durante ese tiempo se atendieron el 40% más de consultas telefónicas y se realizó contención con los profesionales del equipo articulando con las instituciones que trabajan en la temática”, sostuvo Tamborindeguy.

MAS PERIODICO GENERICO MALTRATO VIOLENCIA DE GENERO

En esa misma dirección, la ex funcionaria municipal en el área de Niñez profundizó el análisis: “A grandes rasgos, desde el arranque del aislamiento a la fecha, se han recepcionado más de 700 denuncias y desde el equipo técnico hemos atendido a más de 630 personas entre consultas, derivación, contención y seguimiento. Por eso, la importancia de acercarse a realizar la exposición para que el Estado pueda intervenir, además de motivar el compromiso de la sociedad ante alguna sospecha”.

“Como tomamos todas las denuncias vinculadas a situaciones de violencia de género y familiar en todas sus formas, generalmente tenemos entre el 10 y 15% más que Fiscalía ya que ese porcentaje es el que se eleva a Juzgado de Familia, porque si bien son situaciones que están enmarcadas dentro de la ley, no configuran delito, pero si se atienden y se elevan a la Justicia”, enfatizó durante otro tramo de la charla con el diario digital.

Las consultas  a la Comisaría de la Mujer y la Familia se reciben las 24 horas al (0291) 4558762, mientras que las denuncias se reciben en Berutti 664, o bien pueden llamar al 911 ante una emergencia para que acuda un móvil policial

De los números también se desprende que para mujeres en riesgo, el hogar es el lugar más peligroso. Ante esta situación de aislamiento obligatorio, la violencia y el maltrato también hacia niños, niñas y adolescentes aumentaron.

Tamborindeguy también manifestó que “el aislamiento le genera barreras adicionales a las mujeres que no tienen recursos propios económicos, debido justamente a la dependencia económica con el agresor, y además son quienes más sufren en relación a la recarga de tareas, ya que llevan sobre sus espaldas el hacerse cargo de las tareas domésticas, de la crianza y acompañamiento de hijas e hijos, también de ser las que acompañan los procesos escolares en casa”.

“Es complejo atender situaciones de violencia, y uno tiene que estar capacitado para no revictimizar a las personas que ya fueron víctimas. Por eso, la importancia de la Ley Micaela, que implica la capacitación en perspectiva y violencia de género para los tres poderes del Estado: Legislativo, Ejecutivo y Judicial”, cerró la licenciada.

El índice de las fiscalías especializadas en la cuarentena

Desde LA BRÚJULA 24 también se accedió a la cantidad de intervenciones que tuvieron las Fiscalías especializadas en violencia de la ciudad (Nº3, Nº4 y Nº14) en el lapso que ya se lleva transcurrido del decreto presidencial que obliga a mantener el aislamiento social preventivo y obligatorio en todo el país.

Estadísticas sobre delitos sexuales y violencia de género desde 20 de marzo de 2020 a la fecha: se registraron 658 causas sobre esas temáticas en las UFIJS especializadas. Durante 2019: mismo periodo, misma tematica: se registraron 806 causas.

El descenso se atribuye, en principio, a varios factores pero especialmente a que la gente durante las primeras semanas del confinamiento no podía salir y no conocía las formas alternativas de realizar la denuncia. De igual manera también se cree que los agresores no podían salir de sus domicilios para hostigar a las víctimas.

No obstante, fuentes de las distintas UFIJ’s recalcaron que durante este período se realizaron seguimientos telefónicos de víctimas que habían realizado denuncias sobre convivientes.

Una línea alternativa para atención psicológica

El Colegio de Psicólogos ofrece atención gratuita telefónica para quienes atraviesan momentos de inestabilidad anímica durante este periodo de confinamiento parcial, que en especial apunta a preservar del COVID-19 a los adultos mayores y aquellos que presentan enfermedades de base y comorbilidades que serían potencialmente compatibles con un agravamiento de un cuadro.

Alba Picardi, presidenta del organismo, le aclaró a este diario digital que “nuestro dispositivo apunta a escuchar no solo a aquellos que sufren la violencia desde cualquiera de sus formas simbólicas, sino que apunta a una mirada más global vinculada con la angustia que puede generar la cuarentena. Sin embargo, en este lapso hemos recibido algunas llamadas referidas al maltrato y allí hemos dado intervención a las autoridades pertinentes, según el caso”.

“El aislamiento puso de manifiesto la falta de espacios propios dentro del seno del hogar convivencial que, en situaciones de violencia, pudo haber generado conflictos, exacerbando cuestiones que ponen en riesgo a los miembros de la familia más vulnerables”, describió Picardi, puntualizando que quienes requieran asistencia pueden comunicarse al 2914420359.

Por último, no ocultó su inquietud al describir que “uno de los aspectos que más preocupa es que, de acuerdo a los distintos relevamientos de salud mental, los casos que se presentan en tiempos de aislamiento, suelen ser de mayor complejidad respecto a lo que ocurría antes de la cuarentena. Mucha gente eligió recluirse en sus domicilios y, al momento de solicitar auxilio, lo hacen cuando la escalada de la problemática se convirtió en más delicada”.

Una iniciativa gubernamental

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó el último lunes junto a la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, y la vicegobernadora, Verónica Magario, el programa “Comunidades sin violencias” para fortalecer el abordaje de la violencia por razones de género en los 135 municipios. El mismo prevé financiamiento por un monto inicial de 500 millones de pesos.

Se trata de un trabajo coordinado para reforzar los recursos humanos, técnicos y económicos, y las estrategias locales de prevención y erradicación de las situaciones de violencia por razones de género en cada distrito bonaerense. La iniciativa busca aumentar la capacidad de respuesta municipal y avanzar integralmente en el paradigma del derecho humano a vivir una vida libre de violencias y discriminaciones.

Lo más leído