WhatsApp de Publicidad
Seguinos

impactante

El ex "Cuestión de peso" Fran Mariano se operó 28 veces para ser como Ricky Martin

A lo largo de una década, el joven logró cambiar su aspecto y está irreconocible.

Fran Mariano Ibáñez tenía 20 años cuando ingresó a Cuestión de peso, en 2011. En aquel entonces su balanza marcaba 173 kilos, pero ya venía haciendo dieta. Llegó a estar en 200 kg y ese fue el click para tomar conciencia de que tenía que hacer algo por su salud.

El joven que se hizo popular por su carisma y su fanatismo hacia Graciela Alfano, habló de su presente y recordó lo triste que era su vida antes del casting para entrar al reality.

Fran señaló que no conocía los boliches, que nunca había conocido a nadie y que era virgen. Tenía la sexualidad muy reprimida y sentía un gran vacío. Ahí se dio cuenta de que algo no estaba funcionando.

"Veía a gente de mi edad que hacía cosas, como besarse, y para mi era imposible. Vivía encerrado en mi casa. No tenía proyectos ni ganas de salir adelante. Era un chico que no sabía lo que era el mundo. Estaba vivo porque sí, no había nada que me impulsara. Me privé de muchas cosas", señaló con angustia, y mencionó que le encantaría volver a tener 20 para revertir todo.

https://www.instagram.com/p/B6oUyyDFSJR/?utm_source=ig_web_copy_link

En Cuestión de peso hizo una transformación sorprendente. Bajó 92 kilos y después de tres años de mantenimiento le hicieron la cirugía bariátrica, "lo mejor que le pasó en la vida", según dijo.

Y no fue la única operación que se realizó. El mediático pasó más de 28 veces por el quirófano para parecerse a Ricky Martin, ya que por mucho tiempo le dijeron que "tenía un aire". Pero, ¿de dónde sacó plata para pagar todas las intervenciones".

"Cuando alguien quiere algo, el fin justifica los medios. He pasado días enteros sin comer, pero mi ácido hialurónico y el bótox nunca me faltaron. Vendí una propiedad que heredé y el dinero lo invertí en mi cuerpo. También tenía algunos ahorros. Además me sirvió haber estado en la TV, ya que algunos médicos me hacían descuentos", comentó ante este medio.

Su lista de retoques es infinita. "Perdí la cuenta de todo lo que me hice. El mentón me lo operé tres veces, también me hice pómulos, la nariz cuatro veces, un lifting en el cuello, la liposucción en papada, tres liposucciones en el cuerpo, me puse implantes en los glúteos, me apliqué bótox y relleno en los labios", dijo.

La última vez que visitó una clínica fue hace menos de un mes, cuando "se hizo una cirugía de párpados". Por ahora, está más que conforme con la imagen que le devuelve el espejo, aunque tiempo atrás no pensaba lo mismo.

El exparticipante de Cuestión de peso cayó en manos de Aníbal Lotocki y no le fue nada bien: "Él me operó gratis la nariz y me hizo un desastre. Estuve años sin poder reírme porque me dolía. Él es una porquería, me inyectó algo en los pómulos que no sé lo que es, no tengo idea".

Aunque reconoce que le cuesta mantenerse en forma, su cabeza cambió bastante. "Modifiqué muchos hábitos. No como fritos, no tomo gaseosa ni como chocolates. Hay que hacer un trabajo interno y saber por qué queremos estar flacos y saludables. No hago dietas porque las odio, además hay algo que me dejó la obesidad: nunca digo que no cuando me ofrecen algo de comer", expresó.


Lo más leído